Publicado: 10.11.2015 12:10 |Actualizado: 10.11.2015 12:14

Rusia ve infundadas las acusaciones de dopaje masivo en su atletismo

La AMA hizo público este lunes un informe demoledor que denunciaba una trama corrupta a todos los niveles para ocultar el dopaje de los atletas rusos durante años. Proponía apartar a Rusia de los Juegos de Río 2016 y sanción a perpetuidad para cinco deportistas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Varios atletas entrenan hoy en el centro olímpico 'hermanos Znamensky' en Moscú. /REUTERS

Varios atletas entrenan hoy en el centro olímpico 'hermanos Znamensky' en Moscú. /REUTERS

MOSCÚ / MELBOURNE.- El Ministerio de Deportes ruso ha asegurado este martes que está abierto a una mayor cooperación con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para eliminar "cualquier" irregularidad ocasionada por el regulador antidopaje ruso y su laboratorio acreditado después del demoledor informe presentado ayer. Sin embargo, el Ministro de Deportes de Rusia Vitay Mutko considera que no había evidencias sobre las acusaciones de la comisión.

El comunicado se ha dado a conocer un día después de que un informe de la comisión antidopaje acusara de una amplia corrupción en Rusia, desencadenando el mayor escándalo de dopaje en la historia del deporte. El informe salpicaba a funcionarios rusos, incluidos los servicios de seguridad del Estado, que encubrieron los resultados de pruebas, destruyendo muestras e intimidando a personal de los laboratorios.



El informe de AMA también denuncia lo que denomina "fallas sistemáticas" en la IAAF, organismo rector del atletismo mundial, que ha sido sacudida por una investigación judicial en Francia por el fraude relacionado con sus antiguos jefes como el expresidente Lamine Diack y otros altos cargos de la entidad.

El ministerio dijo que la política antidopaje rusa había cumplido escrupulosamente las normas de la AMA pero la agencia ha recomendado que los atletas rusos sean excluidos de las competiciones internacionales, entre ellas los Juegos Olímpicos de 2016 en Brasil. Además, la AMA ha solicitado sanción a perpetuidad para cinco entrenadores y cinco atletas. Entre los primeros está Viktor Chegin.

Un marchador australiano reclama el oro en Londres 2012

A raíz del escándalo ya empiezan a surgir atletas que reclaman que la IAAF reconozca resultados mejores de los que cosecharon en su día. Es el caso del marchador australiano Jared Tallent, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres en la prueba de los 50 kilómetros. Tallent terminó por detrás del ruso Sergei Kirdyapkin, quien fue declarado culpable de dopaje a principios de este año y suspendido durante tres años y dos meses por la federación rusa antidopaje. La sanción tiene un carácter retroactivo desde octubre de 2012, poco después de que terminaran los Juegos de Londres.

"Las alegaciones son absolutamente impactantes al descubrir al hombre que me derrotó en Londres, Sergei Kirdyapkin, probablemente debería haber sido sancionado previamente a 2011, pero la IAAF le retrasó la sanción hasta después de los Juegos Olímpicos de Londres", comentó a los periodistas el martes en Camberra.

"Por lo tanto, que le dejaran competir, a pesar de que sabían que era un tramposo, luego continuó y me derrotó para llevarse la medalla de oro. Es bastante devastador. Te enfada saber que su federación internacional, el organismo deportivo que debe proteger a los atletas limpios, estaba cuidando a los tramposos", apuntó el australiano.

La comisión de la AMA dio a entender en su informe que las Olimpiadas de 2012 habían sido saboteadas por la inactividad de las autoridades nacionales antidoping y la IAAF. El Ministro de Deportes de Rusia Vitay Mutko dijo que no había evidencias sobre las acusaciones de la comisión.

El nuevo presidente de la IAAF, Sebastian Coe, ha dado una semana a Rusia para que respondan formalmente a las acusaciones. Tallent observó que siente que "aún quedan preguntas" por resolver sobre la IAAF, incluyendo a Coe, que ocupaba el cargo de vicepresidente durante el mandato de Diack.