Público
Público

Ruth Beitia decepciona y Jesús España se mete en la final

La cántabra se queda fuera de la final de salto de altura en una jornada decepcionante para el atletismo español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La delegación española perdió esta madrugada una nueva opción a brillar en los Mundiales de Atletismo, que se están disputando en Daegu, Corea del Sur, después de que Ruth Beitia no fuera ni siquiera capaz de clasificarse para la final del salto de altura.

La atleta cántabra, capitana del equipo, sigue teniendo en las grandes citas internacionales un listón que no consigue superar y aunque siempre está considerada entre las favoritas para pelear por el podio, en esta ocasión parecía estar lejos de su mejor momento y no había saltado ni cerca ni por encima de los 2,00 metros.

Beitia, doble subcampeona del mundo de la modalidad en 'indoor', sólo había saltado 1,95 metros este 2011, justo lo que se pedía para pasar a la gran final. Superó en su primer intento sus cuatro primeros saltos, 1,75, 1,80, 1,85 y 1,89, y sufrió en el 1,92, lo que consiguió en el tercero y último.

Sin embargo, no pudo con la siguiente altura, los mencionados 1,95, y tuvo que decir adiós de forma prematura. De las favoritas, la croata Blanka Vlasic olvidó sus problemas físicos y se metió en la final sin problemas, lo mismo que la rusa Anna Chicherova, mejor marca del año con unos espectaculares 2,07, y la italiana Antonietta Di Martino, otra capaz de saltar dos metros esta campaña.

La eliminación de la atleta cántabra no fue la única de la jornada matinal para la selección española, con las eliminaciones de Borja Vivas en peso, Mercedes Chilla de jabalina, Eusebio Cáceres y Luis Felipe Méliz en longitud.

De este modo, la única noticia positiva fue el pase para la gran final del veterano Jesús España en los 5.000 metros, aunque lo hizo de forma ajustada y por tiempos. El fondista madrileño fue séptimo en su serie con un tiempo de 13:40.38, siendo el último de los clasificados para una lucha por las medallas que se prevé entre el estadounidense Bernard Lagat y el británico Mo Farah.

Además, el equipo sudafricano del relevo masculino 4x400 metros se metió en la final con la ayuda del campeón paralímpico Oscar Pistorius que ayudó con una posta a lograr un nuevo récord nacional con 2:59.21. El atleta amputado realizó el primer relevo por orden de la IAAF para 'evitar el peligro para otros participantes'. 'Estoy extremadamente orgulloso. Llegar a la final me hace incluso más feliz, es increíble ser uno de los cuatro nombres en una lista de un récord nacional', señaló Pistorius tras la serie.