Publicado: 27.08.2015 10:55 |Actualizado: 27.08.2015 10:55

Ruth Beitia luchará por las medallas en salto de altura; Bustos pasa por
los pelos en 1.500 metros

La capitana española pasó a la final sin despeinarse: "Este es mi momento". David Bustos, único superviviente en el mediofondo tras el pinchazo de Mechaal. La gran cita del día en el Mundial, a las 14:55 horas, la final de los 200 metros entre Usain Bolt y Justin Gatlin.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La atleta Ruth Beitia de España compite en la prueba de salto femenino. /EFE

La atleta Ruth Beitia de España compite en la prueba de salto femenino. /EFE

PEKÍN.- La capitana Ruth Beitia, fiel a su trayectoria de atleta casi infalible, luchará este sábado, con 36 años, por las medallas en la final de altura de unos campeonatos del mundo, después de haberse ganado el puesto con un salto de 1,92 en una jornada que dejó a España sin más representación que David Bustos en 1.500 metros.

Adel Mechaal, autor, dos semanas antes, del primer doblete 1.500-5.000 desde hace setenta años en los campeonatos de España, pinchó con estrépito en la última vuelta de la primera serie y, como el madrileño Víctor Corrales en la segunda, sucumbió a su primer contacto con los Mundiales.



El diccionario atlético de Ruth Beitia no incluye la palabra apocamiento. "Estoy feliz, disfrutando muchísimo. Creo que llego en uno de mis mejores momentos en todo, tanto física como psicológicamente, y el equilibrio y las oportunidades están para aprovecharlas. Creo que es mi momento", comentó la doble campeona de Europa, medallista de bronce en el Mundial anterior.

La marca de acceso a la final era de 1,94, pero no fue necesario llegar a ella, porque la anterior (1,92), había seleccionado a trece y todas fueron declaradas finalistas. La doble campeona de Europa renunció a la primera altura y empezó a saltar en 1,85. Continuó en 1,89 y 1,92, siempre sin fallo. No necesitó seguir. Ya estaba clasificada para su quinta final.

Bustos, único superviviente en el 1.500

David Bustos fue el único superviviente español en series de 1.500, y sólo gracias a una marca de 3:38.75 que le dio una de las seis plazas de repesca, en una especialidad, desde la plata de José Luis González en Roma'87, ha dado al España seis medallas (tres platas y tres bronces) . Adel Mechaal partía en la primera serie con la undécima marca de la temporada (3:36.55), y a semifinales pasaban los seis primeros y seis más por tiempos.

El keniano Elijah Manangoi se puso al frente, pasó el 400 en 1:05.53 y Mechaal avanzó hasta emparejarse con él arriba. La carrera se lanzó a 500 metros del final. El español escuchó la campana quinto pero ya en la curva sufrió un pinchazo espectacular que le llevó al decimotercero y penúltimo puesto con 3:46.05.

En la segunda salió Víctor Corrales, debutante no sólo en unos Mundiales sino también en la selección española absoluta. Con 3:37.70 este año, el madrileño era el más lento de los trece. Aguantó en el grupo hasta los últimos 300 metros, en que sufrió un tropezón cuando ya iba muy justo y se quedó cortado. Terminó undécimo con 3:44.76.

Bustos, el único representante español en esta prueba en Moscú 2013, partía en la tercera serie con un registro de 3:35.97 que le daba el noveno puesto teórico y estuvo, al menos, a su nivel del año. Entró sexto al último giro, peleando por abandonar su encierro. Cuando lo consiguió estaba muy atrás, pero le quedó combustible para llegar cerrando un grupo numeroso que encabezó el keniano Silas Kiplagat. Acabó décimo con 3:38.75, clasificado por tiempos.

Caridad Jerez, María del Mar Jover y Lois Maikel Martínez, fuera

La mallorquina Caridad Jerez, única vallista española en Pekín tras la exclusión de Josephine Onyia del equipo por un presunto dopaje, cayó en la primera ronda con una marca de 13.27 segundos.

Hace dos semanas, Jerez había conseguido una emotiva victoria sobre Onyia -ya por entonces sospechosa- en la final de los campeonatos de España y ahora se estrenaba en unos Mundiales con pocas opciones teóricas de superar la primera criba.

En longitud, la alicantina María del Mar Jover, cuatro veces campeona de España, regresa de sus primeros campeonatos del mundo sin marca, después de cometer tres nulos en la calificación de salto de longitud. Se pedían 6,75 para obtener plaza automática en la final y ella había saltado 6,78 en la altitud de Sierra Nevada, pero no fue capaz de hacer un solo salto válido.

Un mes después de obtener la nacionalidad española, Lois Maikel Martínez, nacido en La Habana hace 34 años, ha quedado eliminado en la calificación de disco con una mejor marca de 58,01 metros. Con ser un registro de escaso rango, Martínez todavía fue a menos en su concurso. En el segundo tiro se quedó en 57,91 y acabó con un lanzamiento nulo. Otro atleta nacido en Cuba, Yidiel Contreras, será el único español que interviene en la sesión vespertina de la sexta jornada, en las semifinales de 110 metros vallas.

La final de los 200 metros, a las 14:55 horas

Bolt y Gatlin, segundo asalto en el Nido del Pájaro. /REUTERS

Pero la cita más esperada del día volverá a tener como protagonistas a los velocistas Usain Bolt y Justin Gatlin, que se verán las caras de nuevo en la final de los 200 metros (14.55 horas). El gran duelo de la velocidad en estos Mundiales tendrá revancha, ya que el jamaicano y el estadounidense no tuvieron problemas para asegurar este miércoles su presencia en la final del doble hectómetro.

Bolt compitió en la tercera y última serie, que ganó controlando el desgaste para sellar un crono de 19.95, un guión similar al que siguió Gatlin en la segunda serie, claro vencedor de la carrera con un tiempo de 19.87.

Ambos serán los principales candidatos al oro en la final de este jueves, encabezando un cartel que completan Zharnel Hughes, Nickel Ashmeade, Alonso Edward, Femi Ogunode, Aanaso Jobodwana y Ramil Guliyev, con la ausencia destacada de Churandy Martina.