Público
Público

"Se pueden sacar pocas cosas positivas"

Torres, crítico con los bolos de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entre vuelo y vuelo, Fernando Torres sacó ayer unos minutos para presentar su autobiografía, Number Nine (Número nueve), en versión castellana. Procedente de Costa Rica y camino a Londres, pasó por Madrid después de seis días de convocatoria y dos partidos con la selección de la que no regresó muy satisfecho. 'Se pueden sacar pocas cosas positivas', opinó el delantero en el abarrrotado salón de un hotel de Barajas.

'El partido de Inglaterra nos recordó mucho al de Suiza, no te explicas cómo puedes perder, pero pierdes (1-0). Lo que pasa es que Inglaterra tiene más potencial y creamos menos ocasiones', comentó sobre el primer capítulo de la gira. El segundo, el empate in extremis en Costa Rica (2-2), tiene más difícil explicación: 'Hemos tenido experiencias similares antes, como en México o en Buenos Aires, ellos jugaron mejor en el primer tiempo y después conseguimos el empate demostrando el orgullo de esta selección'. En cualquier caso, el delantero no da mucha importancia a lo ocurrido: 'Ni un mínimo ápice de preocupación'.

En lo particular, el Niño no pasa por su mejor momento con la selección. Ha desaparecido del equipo titular. 'Para mí no ha sido fácil. El entrenador habló conmigo en la anterior convocatoria y me reiteró su confianza', desveló el delantero que, además, cree que los convocados para la Eurocopa están casi decididos: 'El otro día dijo que este va a ser más o menos el equipo y eso demuestra confianza en el grupo independientemente de los resultados'. Ese grupo es para Torres la clave del éxito de La Roja: 'Por eso hemos triunfado; cuando empezamos a puntualizar en jugadores, a crear debates, como pasó durante la Eurocopa y el Mundial, no se ha ayudado'. El 9 sabe que, a pesar de los tropiezos, España aún es favorita: 'Cuando hablas con compañeros de club te siguen viendo como el rival a batir y eso es importante'.

También habló de su nuevo club, el Chelsea. Reconoce que le ha costado arrancar 'me siento en deuda con la afición, que nunca ha tenido un reproche conmigo' y espera poder revertir pronto la situación: 'No es la primera vez que tengo dificultades, la única llave para el éxito es el trabajo, no soy de los que buscan excusas'. Su traspaso al conjunto londinense, hace diez meses, es aún uno de los momentos más difíciles de contar: 'Fue un capítulo duro de escribir porque es complicado decir lo que piensas sin crear polémica, sin que nadie se enfade. Quizá en un mañana muy lejano se pueda contar otra cosa'. Lo que nunca cambiará El Niño son sus sentimientos: 'El Atlético es mi casa y siempre lo voy a sentir así porque me ha enseñado los valores. No dejar de defender que soy atlético me ha costado muchas críticas, pero no voy a cambiar'.