Público
Público

El salto del tigre

El colombiano Falcao es el consuelo para el gol que busca el Atlético tras la fuga de Kun

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Atlético está a punto de oficializar que ha encontrado un consuelo para el gol tras la marcha de Agüero. Jorge Mendes, representante del jugador, estuvo ayer en las oficinas del Vicente Calderón para concretar los últimos detalles del contrato que unirá al jugador con el club rojiblanco.

Falcao, a falta de lo que suceda con Osvaldo, se ha convertido en el gran fichaje del Atlético. No tiene nada que ver con Agüero, pero es un rematador puro y concreto que domina casi todos los perfiles para el golpeo a base de ver vídeos de Palermo, Hugo Sánchez, Van Basten y Ronaldo. Sus cifras en sus dos temporadas en el Oporto hablan de un rematador poderoso y de una precisión apabullante, 73 goles en 84 partidos.

Jorge Mendes estuvo ayer en el Calderón ultimando el traspaso

La temporada pasada, Falcao superó al alemán Klinsmann como el jugador que más goles ha marcado en una edición de una competición europea. Los 17 tantos que logró en la Liga Europa, fueron decisivos para que el Oporto conquistara este trofeo. Los centrales del Villarreal aún recuerdan la noche que les hizo pasar en el estadio O Dragao cuando con cuatro goles les cortó el paso hacia la final.

El juego aéreo es uno de su puntos fuertes, pero El Tigre 'mejor que me llamen así, que no gatito' no sabe cómo explicar su poderoso remate de cabeza ni su potente salto. Cuenta que su madre, cuando era pequeño, le lanzaba la pelota para que las rematara, pero su padre, que también fue futbolista profesional, desmiente esta teoría. Schiavi, central de hacha y tiza en Boca, que lo sufrió en los clásicos contra River, explicó muy bien esa capacidad para dominar el juego por los aires que tiene: 'Falcao es muy religioso, mucho rezo y mucha iglesia, pero cuando salta por la pelota lleva una granada sin espoleta en una mano y un cuchillo en otra'. 'La primera vez que jugué contra Schiavi acabé con la espalda amoratada e hinchada', recuerda Falcao de uno de esos enemigos íntimos que se hizo en las áreas del fútbol argentino.

Falcao es uno de esos delanteros a los que le va el combate cuerpo a cuerpo con los centrales. Hernán Díaz, que lo padeció en el primer entrenamiento que hizo en River nada más llegar al club argentino con apenas 15 años nunca olvidará esa práctica. A los pocos días de esa sesión perparatoria, un gerente de River le preguntó al defensa si sabía algo de un colombiano que había llegado y Hernán Díaz le respondió: 'Sí, lo cosí a patadas todo el partido y no lo pude parar'.

En dos temporadas en el Oporto, Falcao logró 73 goles en 84 partidos

Falcao prefirió jugar en Argentina antes que en Europa y eso que tuvo oportunidad de hacerlo muy pronto. A los 11 años el Ajax le hizo una oferta para ingresar en su academia, pero la rechazó porque sus padres consideraron que era muy joven Para él tampoco era una prioridad cruzar el charco. 'Siempre había soñado con jugar en Argentina y en concreto, en River'.