Publicado: 01.07.2015 23:53 |Actualizado: 01.07.2015 23:53

Salvo y Rufete dejan el Valencia

El ya expresidente niega que su decisión esté vinculada a desavenencias en el fichaje de Cancelo o en el frustrado de Rodrigo Caio y dejó abierta la puerta a regresar en el futuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Salvo, durante la rueda de prensa. EFE/Manuel Bruque

Salvo, durante la rueda de prensa. EFE/Manuel Bruque

VALENCIA.- Amadeo Salvo, que hoy dimitió como presidente ejecutivo del Valencia, negó que su decisión estuviera vinculada a desavenencias en el fichaje de Joao Cancelo o en el frustrado de Rodrigo Caio y dejó abierta la puerta a regresar en el futuro.

"Yo no me voy a ir por Joao Cancelo o por Rodrigo Caio. Eso son cosas deportivas y el presidente no se va solo por eso. Hay razones de peso", señaló Salvo, que dijo que "la vida es muy larga, me he ido bien del Valencia y no puedo decir si volveré o no, ahora no me lo planteo".

Salvo compareció en la sala de prensa del estadio de Mestalla junto a Lay Hoon, presidenta del consejo de administración y mano derecha de Peter Lim, principal accionista del Valencia desde hace unos meses. También ha anunciado su dimisión Rufete como mánager general del club.

El ya ex presidente ejecutivo explicó que su padre tiene cáncer y que ya avisó a Lim hace unos meses de que podría salir antes de lo previsto del club y apuntó también que ha preferido no esperarse a diciembre como tenía previsto para no dejar el cargo a mitad de la temporada.

"Estamos viviendo un tema complicado en mi familia, mi padre tiene cáncer y eso afecta a nivel empresarial. Mi idea era irme el 1 de diciembre pero le dije a Peter Lim que igual necesitaba tres o cuatro meses fuera y que no podría entregarme en cuerpo y alma. Me dieron la absoluta libertad para poder hacer lo que quisiera", explicó.



"La segunda razón es que dejar un cargo de tanta responsabilidad a mitad de la temporada no es lo correcto", añadió Salvo, que admitió que es "una decisión muy difícil, cuando dejas algo y duele es porque lo sientes" pero que se mostró convencido de que deja el club "mejor de lo que lo encontré a todos los niveles".

Salvo explicó que en estos dos años ha cobrado 147.000 euros brutos y negó que haya cobrado ningún finiquito. "Van a tener que demostrarlo en un juzgado con papeles, no me falta un euro para comer, me lo gano con mi trabajo y es una falta de respeto para el Valencia y los valencianistas", apuntó.

Lay Hoon aseguró que las informaciones que han hablado de ese finiquito "es basura, no hay ninguna verdad en lo que se está diciendo y es muy injusto para Amadeo".

Además, Salvo se mostró muy satisfecho por el proceso de venta del club que condujo y que acabó con la venta a Meriton. "Si lo volviera hacer cien veces lo haría las cien veces igual pero no por Meriton sino porque era lo mejor para el Valencia, estamos en buenas manos", afirmó.

"Es el momento de empujar, de ir a Mestalla. No existe el Valencia sin valencianistas. Siempre estaré en Mestalla apoyando al Valencia en lo bueno y en los malo", afirmó.