Público
Público

Scariolo se deja ayudar

Los jugadores se reúnen a solas tras la derrota ante Lituania y apuntan hacia la autogestión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hace un año, cuando la selección sintonizaba el dial de la eliminación del Europeo de Polonia, una noche de pasillos, de reflexiones entre los jugadores y, posteriormente, una reunión de estos con Scariolo, devolvió la credibilidad al grupo. Fue la noche en la que el técnico italiano les llegó a preguntar si él era el problema de la pérdida de identidad. Sucedió tras la derrota ante Turquía (60-63), un partido que dejó al equipo al borde del abismo se necesitaba ganar a Polonia para acceder a cuartos y tocado el código interno del grupo tras la queja de Marc Gasol por la elección de Llull como depositario del último tiro. 'Teniendo a Pau, si se la juega este chico (por Llull) pasa esto', declaraba el de los Grizzlies en caliente.

En Izmir, lo delicado (y novedoso) de la situación Españanunca ha perdido dos partidos de tres en el arranque de un campeonato volvió a repetir escenas en la larga madrugada del 1 de septiembre. Tras la cena, los jugadores se recluyeron solos, sin técnicos ni federativos de por medio, para poner en marcha la lavadora de soluciones. 'Cuando salieron de la reunión parecían otras personas. Les había vuelto la alegría, sonreían y se fueron a jugar a la pocha', sostenía ayer un federativo.

Aunque en la forma, el encuentro de autogestión se asemejaba al de Polonia o a la noche de Pekín en la que decidieron buscar la final olímpica, sorteando la compleja relación con Aíto, en el fondo todo es diferente en este Mundial. En otras crisis, Pau siempre ejerció de líder, de altavoz del grupo y de mediador con los entrenadores y presidente. Hasta la pasada madrugada, el rol se había difuminado entre el grupo. 'Desde luego gente como Claver o San Emeterio no tenían que tomar esa función', explican desde la federación. El paso adelante lo han dado Mumbrú, Navarro y, especialmente, Garbajosa.

'Scariolo está receptivo y eso es una actitud muy importante para que esto cambie'

Ellos traspasaron ayer a Scariolo las reflexiones y peticiones del grupo. Hace un año, la comunicación borró algunos sistemas, determinadas pruebas, para favorecer la naturalidad de cada uno en el juego. 'Scariolo está receptivo y eso es una actitud muy importante para que esto cambie', reconocían desde la federación.

Tras el paseo matinal de Pepe Sáez, todos los días a las ocho de la mañana por un parque cercano al Swisshotel, el presidente y Scariolo mantuvieron una reflexiva charla. Después, la ronda continuó con los jugadores. 'Me han transmitido mucha tranquilidad', explicaba un Sáez que prefería eludir las cábalas de los cruces de la fase final en Estambul. 'No importa', proseguía Sáez, 'si vamos a jugar con Rusia o Grecia en octavos o con Estados Unidos en cuartos. Lo que tenemos que hacer es ganar a Líbano y Canadá'.

Un mensaje que ha entendido el grupo, quien ha dejado de dar por supuesta la clasificación para la fase final si continúan las pájaras de intensidad. 'Quizás haya tenido que pasar todo esto para que cada jugador se haya dado cuenta del rol que tiene que asumir en el equipo', se sinceraban ayer desde el interior del grupo.

'Sin Pau ni Calderón, el juego de rotaciones de puestos resiente el potencial'

El día también dio para lanzar mensajes a Scariolo. Apuntillar los partidos, con una renta importante, antes de introducir muchas rotaciones al quinteto inicial. Incluso se le reiteró un consejo, ya pronunciado antes de la derrota ante Lituania: impedir la coincidencia de cinco suplentes en pista sucedió durante 3:32 minutos de la remontada de Lituania (parcial 3-7) hasta que los partidos estén rotos. La matización parece, sin embargo, que aún necesita de más negociación. Ante Líbano, los cinco suplentes disputaron los tres últimos minutos del primer cuarto, cuando el marcador aún no era claro.

'Sin Pau ni Calderón, el juego de rotaciones de puestos resiente el potencial. Antes, Rudy o Ricky formaban parte del segundo quinteto, ahora no', asumen en la federación, que no quieren excusarse en las ausencias. Precisamente, Pau Gasol aportaba ayer tranquilidad. 'El Mundial empieza en octavos'. Su punto de vista más íntimo se lo ha comunicado por teléfono al grupo.