Publicado: 31.12.2013 12:01 |Actualizado: 31.12.2013 12:01

Schumacher muestra una "ligera mejoría" tras ser operado por segunda vez

Los médicos han drenado el hematoma en el cerebro y se le ha instalado un dispositivo para disminuir la presión intracraneal. "Las próximas horas son cruciales", aseguran los facultativos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expiloto alemán de Fórmula Uno Michael Schumacher ha vuelto a ser operado la noche pasada y presenta una "ligera mejoría", según han informado este martes los médicos del hospital de Grenoble (sureste de Francia) en el que se encuentra ingresado desde el pasado domingo tras un grave accidente esquiando en la estación de Méribel.

"La situación está mejor controlada que ayer", declaró el doctor Jean-François Payen en conferencia de prensa.

Schumacher, que el próximo viernes cumplirá 45 años, se encuentra en coma inducido y estado crítico desde el 29 de diciembre al golpearse la cabeza cuando esquiaba en los Alpes franceses.  La violencia del golpe hizo que el caso que llevaba se partiera en dos y los servicios de socorro le trasladaron al cercano hospital de Moutiers.

Tras someterle a un nuevo escáner y constatar una "ligera mejoría", los médicos propusieron a su familia una nueva intervención que se realizó durante la noche y duró unas dos horas. Durante esa operación se pudo evacuar "sin riesgos" un hematoma, situado en el área izquierda del cerebro, y se le instaló un dispositivo para hacer disminuir la presión intracraneal, explicaron.

Un nuevo escáner practicado esta la mañana reveló una "ligera mejoría" en el paciente, que se mostró "relativamente estable" aunque "todavía hay muchas hemorragias" cerebrales, precisó el jefe del servicio de neurocirugía del centro hospitalario de Grenoble, Emanuel Gay.

"Las próximas horas son cruciales", agregaron los médicos sobre Schumacher, que permanece en coma inducido y estado crítico y "frágil".

El siete veces campeón de Fórmula Uno se encuentra en ese estado desde el pasado domingo, cuando se golpeó violentamente la cabeza esquiando en los Alpes franceses. "Hemos ganado un poco de tiempo en su evolución", añadieron los médicos del hospital de Grenoble, que insistieron en que no pueden prever la evolución del paciente y subrayaron que aún queda "camino por andar".

Su esposa, Corinna, así como sus hijos, Gina María, de 16 años, y Mick, de 14, y su hermano, el también expiloto Ralf, le acompañan en el hospital. Junto a ellos está un médico alemán y cirujano francés, Gerard Saillant, amigo personal de Schumacher. "No se puede decir que esté ganado. Hay altibajos. Hoy está un poco mejor que ayer y mejor que el domingo", resumió Saillant.

"Estamos un poco menos preocupados que ayer pero puede cambiar de un día a otro", agregó Saillant. Los doctores indicaron que volverán a comunicar sobre la salud de Schumacher solo si se producen evoluciones en su estado.