Público
Público

Seis meses a la caza y captura del tramposo

Albert Soler abandona el CSD

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto por el que se dispone, a petición propia, el cese del secretario de Estado para el Deporte, Albert Soler. Abandona, de este modo, el cargo al que accedió el 1 de abril como sucesor de Jaime Lissa-vetzky para presentarse en las listas del PSC por Barcelona a las próximas elecciones. El lunes, el Gobierno decidirá si nombrará o no sustituto antes de los comicios.

'Los tramposos van a tener que estar más pendientes de mí que de la Guardia Civil', repitió en más de una ocasión. Durante su medio año de mandato la lucha contra el dopaje ha sido su máxima prioridad. Soler anunció el pasado mes de junio que prohibiría la participación en las selecciones nacionales a todos los deportistas con procedimientos abiertos por presunto dopaje.

El organismo que preside Soler recurrió, por ejemplo, la decisión de la Federación Española de Atletismo de absolver por no 'concurrir pruebas suficientes que acrediten una conducta infractora' al atleta Alemayehu Bezabeh a pesar de estar implicado en la operación Galgo. La Guardia Civil le detuvo en el momento en el que, presuntamente, se dirigía a una cita para proceder a una transfusión de sangre junto al entrenador Manuel Pascua Piqueras. El Consejo Superior de Deportes (CSD) recurrió ante el Comité Español de Disciplina (CEDD), que finalmente impuso al atleta de origen etíope una sanción de dos años.

Después de una primera negativa, la jueza que lleva el caso de la Operación Galgo, admitió la personación del CSD. Esto posibilitó al máximo organismo deportivo acceder a todo el sumario y solicitar, aún sin éxito, las pruebas practicadas para examinar la posibilidad de imponer sanciones administrativas a los implicados.

'Los tramposos van a tener que estar más pendientes de mí que de la Guardia Civil'

En esta misma línea de persecución contra el consumo de sustancias prohibidas, el Gobierno aprobó la modificación de la Ley Orgánica de protección de la salud y de lucha contra el dopaje en el deporte para adecuarla al Código Mundial de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). La no adecuación de la Ley Antidopaje española al Código de la AMA fue uno de los puntos negativos que apuntó la Comisión de Evaluación del COI en el informe que redactó y que hizo público, en septiembre de 2009, tras supervisar el proyecto de la candidatura olímpica de Madrid para los Juegos de 2016.

En el caso del fútbol, y la dificil situación económica por la que pasa un buen número de clubes, Soler siempre se mostró partidario de una solución consensuada entre la Federación Española y la Liga de Fútbol Profesional. El CSD se alejó de aquellos tiempos en los que terminaba por pagar los boquetes económicos que generaba el fútbol. Soler dejó claro que el dinero del Estado no iba a pagar ni un euro más de la mala gestión del fútbol. Recomendó a los clubes que se gastaran el dinero que tuvieran. Uno de los retos que no ha podido ver completado el secretario de Estado durante su mandato es la aprobación de una nueva Ley del Deporte.