Público
Público

La selección de México expulsa a ocho jugadores de la Copa América por una fiesta con prostitutas

Entre los futbolistas sancionados está el barcelonista Jonathan dos Santos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

México ha expulsado a ocho jugadores de la selección que representará al país en la Copa América, entre ellos el barcelonista Jonathan dos Santos, por mala conducta vinculada a la posible presencia de prostitutas en su hotel de concentración durante una estancia en Ecuador el pasado 25 de junio.

Asimismo, los futbolistas de la sub-22 mexicana, que con varios refuerzos de la absoluta va a disputar el torneo americano, serán multados y apartados de la 'tricolor' durante los próximos seis meses. Así, Dos Santos, el prometedor centrocampista del filial del Barça, y que ya ha debutado con el primer equipo durante esta temporada, se queda sin disputar la Copa América con su selección tras haber sido convocado este mismo martes.

Los otros jugadores sancionados son Israel Jiménez, Néstor Vidrio, David Cabrera, Jorge Hernández, Marco Fabián, Javier Cortés y Néstor Calderón. México ya ha convocado a ocho nuevos jugadores, que viajarán de inmediato a Argentina para unirse al equipo.

'Están muy arrepentidos y son conscientes del problema'

Los sancionados estaban concentrados con México sub-22, con la que disputaron un partido amistoso en Quito, cuando se produjo el escándalo. Al parecer, los futbolistas entraron con prostitutas al hotel y estas robaron a otros integrantes del combinado, que denunciaron los hechos.

'Son jóvenes, cometieron un error y esto les servirá en su crecimiento personal. Están muy arrepentidos y son conscientes del problema', manifestó Héctor González Iñárritu, el titular de la comisión de selecciones. 'Estamos en la mejor disposición para ayudarles, esto no es para nada definitivo y tienen una gran carrera y futuro por delante', añadió.

Este es el segundo caso en los últimos doce meses en que algunos jugadores de la selección mexicana son señalados por supuestamente meter prostitutas a sus habitaciones de hotel, tras el incidente de septiembre pasado en la ciudad mexicana de Monterrey. En ese entonces, algunos jugadores fueron señalados por hacer una fiesta privada que provocó castigos similares con multas económicas y baja temporal de la selección.