Público
Público

"En la selección nadie tiene el ego subido"

Xabi Alonso. Junto a su tocayo Xavi, el fútbol de la roja se mueve al ritmo que él marca; es el metrónomo de la selección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Xabi Alonso (Tolosa, 25-11-81) no fue titular en la Eurocopa, aunque jugó todos los partidos. Ahora, con Del Bosque a los mandos y escoltado por Busquets, el guipuzcoano es indiscutible en la selección. En el amistoso ante Corea del Sur, el 14 sumó su partido número 68 con la roja e igualó la marca de Arconada, el mítico guardameta de la Real, un origen que les une. Xabi es el mejor socio de los jugones Xavi, Iniesta, Cesc y Silva y, dada su destreza para jugar en corto o en largo, según se tercie, hasta se le puede considerar un jugón más.

Antes de hablar de la roja, ¿cómo valora su primer año en blanco?

Ha sido mi primera temporada y la de un proyecto. Se han podido ver cosas positivas, pero no estamos satisfechos porque no hemos ganado nada.

¿Y a nivel personal?

Me he adaptado muy bien. He conocido cómo funciona el club, con sus cosas buenas y no tan buenas. En general, creo que ha sido un año positivo.

¿Ha notado mucho cambio con respecto al Liverpool?

Son dos clubes grandes, pero diferentes. Y también la forma de trabajar de Benítez y de Pellegrini es muy distinta.

Pero en el Madrid no se ha visto lo mejor de Alonso.

No, espero que todavía pueda dar más.

Su aportación al Madrid no ha servido para ganar títulos, pero su salida de Anfield sí ha debilitado al Liverpool.

Son un cúmulo de circunstancias, pero es verdad que la temporada del Liverpool ha tenido muchas decepciones.

¿Es muy distinto venir a la selección de la Premier a hacerlo de la Liga?

Sí, porque cuando venía desde Inglaterra cambiaba de entorno. Desde aquí es más una continuidad, pues tienes los mismos periódicos, las mismas cadenas de televisión... Pero lo importante es seguir viniendo.

Del Bosque le hace jugar con Busquets, con lo que fomenta su verticalidad. De hecho, de los ocho goles que lleva con la roja, siete son con él de seleccionador...

Sí, me da más libertad. Es algo de lo que he hablado mucho con él. Sé lo que quiere de mí. Que interprete esta libertad cuando pueda jugar un poco más adelante, pero que cuando haya que dar más solidez al equipo me junte un poco más a Sergio [Busquets] y juguemos con dos medios centros. Yo debo tener ese recorrido y otro jugador, ya sea Xavi, Cesc o Iniesta, que hagan más de enlace. Del Bosque me da la responsabilidad de interpretar el juego en cada momento.

¿Cómo ve la inclusión de Valdés entre los 23?

Víctor ha hecho un temporadón y su llamada ha sido muy justa y merecida. Aquí se le ve que tiene un nivelazo.

Desde su posición, ¿cómo ve la evolución de Piqué, un central que da salida al balón?

Es una de las claves del Barça, y Guardiola hace mucho hincapié en eso. Trabaja mucho con los centrales que haya una buena salida, algo que es fundamental en su juego y en el de la selección. Su desplazamiento, ya sea en largo o en corto, y esa tranquilidad que tiene con el balón es un plus impresionante para un central.

¿Se mantiene intacto el buen ambiente en la roja, una de las claves del éxito en la Eurocopa?

Sí. Nos preguntan mucho si después de este año tan tenso, con tanta rivalidad entre Madrid y Barça, va a haber problemas. Por supuesto que no los hay. El ambiente sigue igual, la gente nueva entra muy bien y se sorprende positivamente de la normalidad de la gente que para nada tiene el ego subido. Y esto es fundamental.

¿Aprendieron la lección en la Confederaciones con el tropiezo ante Estados Unidos en semifinales?

La experiencia de jugar la Confederaciones nos permitió conocer Suráfrica. Y, sí, aprendimos que por muy buen equipo que tengas, si en un partido no juegas como acostumbras, te pueden mandar a casa. Tenemos mucha confianza, pero la derrota es parte del juego y hay que saber aceptarla.

¿Teme que en Suráfrica todos sus rivales jueguen a no dejarles jugar?

Eso lo anticipamos. Sabemos que va a haber partidos en los que nos va a costar mucho hacer nuestro juego. Si un equipo está físicamente bien, se junta atrás y está bien organizado, habrá que tener paciencia. Si en Segunda o en Segunda B hay rivales que te pueden complicar las cosas, en un Mundial, con más razón.

¿Qué es lo que más le inquieta del primer Mundial que se disputa en África?

A mí lo único que de verdad me preocupa es el estado de los campos. Para nuestro estilo es importante que el balón corra bien, que el terreno no esté irregular. Ya en la Copa Confederaciones pudimos comprobar que algunos campos estaban secos y la FIFA no te deja regarlos. Y, claro, te preguntas: ¿están promoviendo el fútbol espectáculo y luego ponen estas trabas? No lo entiendo.

Analíceme brevemente el grupo de España.

Es fundamental empezar bien contra Suiza. Ganar y demostrar que continuamos con el mismo juego y las mismas sensaciones que durante la clasificación. Honduras es un equipo más desconocido. Conozco a algunos de sus jugadores, pero no su conjunto. Y Chile es una buena selección, que aprieta mucho, con un ritmo muy bueno y bajo la dirección de Bielsa, un técnico valorado y que sabe transmitir lo que quiere.

Y luego en octavos, cruce con el grupo de Brasil, Portugal y Costa de Marfil.

Es cuando empieza lo serio, con un partido en el que o pasas o te vuelves para casa.

A usted no le molesta el cartel de favorito. ¿España debe pensar en imponer su juego y lo que venga, vendrá?

Nosotros tenemos que ser inteligentes e imponer nuestro estilo, aunque igual hay partidos en los que pasas por momentos complicados y hay que estar un tiempo más juntos, esperando un poquito. Saber interpretar lo que más te conviene y ser versátil. En el fútbol moderno no se puede decir yo juego así y sólo así. Partes de esa base, pero luego hay que saber leer los partidos.

Además de la roja, ¿qué selecciones ve candidatas al título?

Brasil, con su estilo, normalmente va a llegar lejos. Argentina tiene un potencial ofensivo impresionante y, si son capaces de equilibrarlo, pueden ganar a cualquiera. Inglaterra va a ser muy competitiva, tiene buenos jugadores y Capello les está apretando mucho. Y luego seguro que surgirá alguno.

¿Le preocupa lo justos que llegan de preparación Cesc, Iniesta y Torres?

No, porque han tenido margen suficiente para recuperarse.

¿Se añora a los ausentes como Senna, Cazorla, Güiza o Diego López?

Para el seleccionador es una decisión complicada dejarles fuera y sí, les echamos de menos porque además de jugadores contrastados, estaban muy integrados en el grupo.

La plaza de Senna la ha ocupado Javi Martínez, ¿qué opinión le merece?

Ha crecido mucho. No está desentonando y es buena señal, porque los entrenamientos aquí son muy exigentes. Se le ve cómodo, suelto.Tácticamente ha mejorado y con la zancada que tiene abarca mucho campo.