Público
Público

Serena acabará el año como número uno

La retirada por lesión de Safina y su victoria ante su hermana Venus en el Masters de Doha le garantizan el número uno hasta el próximo año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tenista estadounidense Serena Williams sumó una nueva victoria en el Torneo de Maestras, el Sony Ericsson Championships celebrado en Doha, derrotando a su hermana Venus en tres sets, y terminará el año como la número uno del mundo después de que Dinara Safina tuviera que retirarse por problemas físicos en su partido contra Jankovic.

La tenista rusa llegaba al último campeonato de la temporada con una exigua ventaja al frente del ranking mundial, y debía mejorar cualquier actuación de la de Michigan si quería mantener el cetro del tenis femenino al finalizar el año. Sin embargo, sus problemas en la espalda le obligaron a retirarse en el segundo set y dejar el número uno en bandeja para Serena Williams.

En un torneo en el que cada triunfo suponen 230 puntos, la menor de las Williams ya empezó la segunda jornada del torneo como número uno gracias a su victoria de ayer sobre Svetlana Kuznetova, y gracias a la retirada de la tenista rusa en Doha, aseguró terminar el año como número uno por primera vez desde 2002.

Con la primera posición del ranking WTA en el bolsillo, Serena Williams sumó su segundo triunfo en otros tantos partidos disputados derrotando a su hermana en tres mangas (5-7, 6-4 y 7-6(4)). Tras perder en el primer set, llevó la iniciativa en los dos siguientes para asentar su puesto al frente del Grupo Granate.

Dos roturas de saque en el segundo set le pusieron sobre el camino de una cómoda victoria parcial, pero la tercera manga reservó una gran batalla fraticida. Hasta seis roturas de saque en un combate final que se resolvió en el 'tie break' y que le permitió ribetear su número uno.

Sigue adelante la mala suerte de la rusa en el Torneo de Maestras. El año pasado se despidió de la capital de Qatar habiendo perdido los tres partidos disputados, y este año dice adiós habiendo disputado tan sólo dos mangas en su primer partido de la competición.

Por su parte Jelena Jankovic sumó un triunfo sin esfuerzo a su casillero que, si bien no sirve para reencontrarse con su juego tras su flojo despliegue en el partido inaugural frente a Victoria Azarenka, sí sirve para reactivar sus opciones de meterse en las semifinales del torneo. Una Azarenka que dio la de cal frente a Caroline Wozniacki.

La jugadora bielorrusa llegó a disponer de dos bolas de partido, pero la número cuatro del mundo despertó a tiempo para llevarse la victoria en un encuentro que tuvo que irse hasta las tres horas de juego (1-6 6-4 7-5) para encontrar a su ganadora.

La número seis del ranking afrontaba el segundo día de competición con el impulso de haberse impuesto en la jornada inaugural a Jelena Jankovic, y prueba de ello fue su primera manga, en la que barrió a su rival exhibiendo un gran acierto en el golpeo, impecable en el servicio y fuerte en el resto.

Pero Wozniacki se encontró en el segundo set y la sorpresa del circuito en 2009 equilibró la balanza rompiendo el saque de su rival en dos ocasiones para mandar el partido al tercero y definitivo. Allí Azarenka resistió los envites de la tenista danesa hasta el momento decisivo, donde sucumbió ante la mayor fortaleza de su contrincante.

Con 5-3 en el marcador y tras un obligado parón por el excesivo calor qatarí, Wozniacki resurgió, salvó dos puntos de partido, consolidó su saque y volvió a romper el servicio de la bielorrusa para llevarse el partido y sumar su primer triunefo en el Grupo Blanco del torneo.