Publicado: 08.02.2014 08:00 |Actualizado: 12.01.2015 21:49

Sergi: "Casarte con un estilo te puede crear muchas alegrías pero también muchas decepciones"

Lateral izquierdo del Barcelona durante muchos años, transmite ahora como entrenador del Recreativo de Huelva toda la filosofía e ideas que aprendió en el coliseo azulgrana. Y lo hace con éxito: el equipo decano podría auparse este domingo a la segunda posición de la Segunda División

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Sergi dirige al Recreativo durante un partido.

Lateral izquierdo del Barcelona durante muchos años, coincidió con muchos distintos momentos del club, desde el fin de Cruyff a los duros años de Van Gaal, pasando por Robson. Ahora, Sergi Barjuan (Les Franqueses del Vallès, Barcelona, 1971) transmite como entrenador del Recreativo de Huelva toda la filosofía e ideas que aprendió en el coliseo azulgrana. Y lo hace con éxito: el equipo decano podría auparse este domingo a la segunda posición de la Segunda División.

-¿Qué tal la experiencia en Huelva?

Muy bien. Estamos haciendo una campaña muy seria y buena, llevamos ya mucho tiempo manteniendo una posición privilegiada. Ahora se está igualando todo, es una categoría muy igualada y sabes que tienes que afectar todos los partidos con la máxima seriedad porque a la mínima te puede ganar el colista. Aquí no te puedes distraer.

-¿Cuál es el secreto para que el Recreativo esté ahí arriba en el grupo de cabeza para ascender?

La unión que hay en el grupo. Los entrenadores podemos aportar nuestro granito de arena, pero son los jugadores los que al final tienen que creer en lo que tú les trasmites. Ellos saben lo que busco y mis ideas las transmiten en el partido. Eso es lo que prima, no hay más.

-Quizás con usted no ocurrió lo mismo que con Guardiola, al que se veía como entrenador desde que era jugador, ¿no?

No sé qué opinan otros. Sí es cierto que a lo mejor esa inquietud que a lo mejor podían tener otros jugadores como Pep o El Cholo yo no la aparentaba públicamente. Y si es cierto también que, tras ser futbolista, yo lo que quise fue descansar un tiempo para irme formando y cogiendo apuntes y más riqueza del mundo del fútbol. Ellos a lo mejor sí que empezaron más rápido.

-¿En qué momento decidió ser técnico? 

Cuando ya dejo el mundo el fútbol, un año después tomo las riendas del juvenil del Barcelona. A partir de ahí ya concreto más mi forma de ver el fútbol y tengo ganas de entrenar más.

-¿Quién le influyó más en cuanto a ideas y filosofía? 

Mi filosofía es totalmente blaugrana, porque he convivido en el fútbol base y como jugador profesional allí. Luego, puedes coger muchos conceptos de todos los entrenadores que has tenido.

-Y del Barça, ¿en quién se mira más? ¿Cruyffista? ¿Guardiolista?

"No es cuestión de ser cruyffista o guardiolista u otra cosa; sino de intentar hacer tu propio librillo y ser sergista"

Siempre miras lo que ha dado más cosas al Barcelona. Cruyff quizás, porque con él di el salto a profesional, está por delante de los demás. Con Pep he tenido muchas charlas y también te aportaba cosas, pero también con otros como Luis Aragonés o César Ferrando. Al final no es cuestión de ser cruyffista o guardiolista u otra cosa; es intentar hacer tu propio librillo y ser sergista.

-Aquellos que de jugador fueron organizadores de sus equipos, ¿pueden tener un estilo totalmente distinto al de un delantero u otra posición? ¿Depende mucho el carácter y estilo del futuro entrenador de cuál fue su posición como jugador?

Bueno, yo soy defensa y mi intención es transmitir la idea que he comentado que tengo de fútbol. No tiene por qué; depende de la plantilla que tengas, de la calidad de los jugadores puedes jugar de una manera u otra. Además, la labor de los entrenadores también es saber sacar lo mejor de sus jugadores. Creo que casarte con un solo estilo te puede crear muchas alegrías pero también muchas decepciones. Hay que saber comprender lo que tienes en el vestuario para manejarlo mejor.

-Estuvo en muchas épocas distintas del Barça, ¿en cuál fue más feliz?

Yo jugando fui muy feliz. Aunque hubiera veces que no jugara, intentaba aportar mi granito de arena en los entrenamientos y en los partidos. Al ser futbolista creo que vives en mundo un poco ajeno a la realidad, pero muy feliz. Está claro que cuando juegas y logras títulos lo eres mucho más que cuando hay derrotas y no consigues los objetivos.

-¿Cómo era el día a día con Cruyff? ¿Qué les inculcaba? 

Su forma de ver el fútbol era diferente, más avanzada. Jugar rápido, tener apoyos y un montón de conceptos que él inculcó y, gracias a él, el Barça ha ido a más.

-¿Van Gaal era tan duro como parecía?

"El estilo depende de la plantilla, hay que saber comprender lo que tienes en el vestuario para manejarlo mejor"

Sí, era durillo. Pero tras esa forma de actuar tenía su forma de sacar el máximo de cada uno apretando más o menos.

-¿De qué entrenador guarda mejor recuerdo? 

De Cruyff, está claro.

-¿No cree que existe en el Barça un poco como una tendencia hacia la autodestrucción? 

No, yo creo que el presidente Rosell ha actuado de una manera, ya hay nuevo presidente, y no ha afectado a la plantilla. Creo que la afición respondió bien en el momento en que tenía que hacerlo. Si a nivel futbolístico sí que hubiera problemas, probablemente la montaña sería más grande.

-¿Se ve enfrentándose la temporada que viene a los azulgranas desde el banquillo en Primera? 

Ojalá fuera así, pero no es el propósito de este año. Estamos ya planificando la próxima temporada para que podamos subir, pero está claro que si ahora nos brindan la oportunidad no la vamos a dejar escapar.

-¿Y entrenar al Barça en un futuro?

Ahora mismo solo pienso en el Recreativo. Pensar más allá es quitar horas aquí en Huelva, donde estoy muy feliz.