Publicado: 17.12.2015 12:13 |Actualizado: 17.12.2015 12:23

Sergio Ramos organizó la cena de conjura... sin Benítez

El capitán del Real Madrid convocó anoche al resto de la plantilla madridista para una cena de confraternidad. El objetivo es lograr un compromiso y profesionalidad para sacar adelante la delicada situación deportiva. Ningún miembro del cuerpo técnico estuvo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El capitán del club madridista, Sergio Ramos, junto con el técnico del equipo, Rafael Benítez

El capitán del club madridista, Sergio Ramos, junto con el técnico del equipo, Rafael Benítez

MADRID.- Hoy son la primera imagen de todos los informativos, la portada de todos los medios escritos. Se trata de la cena que tuvo lugar anoche en una restaurante de la capital de España y donde acudieron todos los jugadores de la primera plantilla del Real Madrid. Cita donde no estaban citados ninguno de los miembros del cuerpo técnico, empezando por Rafael Benítez.

A priori el propósito de esta reunión puede deberse a la cercanía de las fiestas navideñas, más considerando que una vez finalice el partido del próximo domingo en el Santiago Bernabéu ante el Rayo Vallecano, empezarán las vacaciones navideñas del equipo madridista. Un período de descanso que se extiende hasta el próximo 26 de diciembre. Son las fechas que están por ley que deben tener período vacacional según el convenio colectivo actual existente entre la Liga de Fútbol Profesional y el Sindicato de Futbolistas.



Pero, lejos de este motivo navideño, la celebración de la cena de ayer se debe únicamente a una cuestión profesional. Es una reunión de conjura para sacar adelante la delicada situación que está viviendo el club madridista; actualmente tercero a cinco puntos del Futbol Club Barcelona.

Pues bien el instigador de esta cena no es otro que el actual capitán madridista, Sergio Ramos. El sevillano ha vuelto a ponerse los galones de la capitanía para forzar este encuentro necesario de los jugadores de la primera plantilla. Porque cuando el andaluz finalmente aceptó las condiciones de su renovación este pasado verano y después de unos momentos de mucha dificultad donde incluso se puso en tela de juicio la continuidad, lo hizo también con la condición de poder ejercer esa capitanía tanto en el terreno de juego como fuera de él. Y es lo que ha hecho en esta ocasión.

Pese a ser uno de los jugadores que ha tenido alguna desavenencia con el actual técnico, pese a ser un defensor del ex técnico madridista Carlo Ancelotti; es también el primero que ser consciente que son los jugadores los únicos que pueden sacar adelante esta situación.

El fue el primero en reconocer que al equipo le ha había faltado intensidad y espíritu en Villarreal. También asumió la cuota de responsabilidad de los jugadores en el mal inicio liguero donde ya han perdido tres partidos y empatado otros tres. Y lo que es peor aún, dejando muestras de una cierta apatía en encuentros como el jugado este fin de semana en Villarreal, el disputado en el Sánchez PIjuan de Sevilla o el mismo clásico ante el Fútbol Club Barcelona en el Santiago Bernabéu.

Ha pedido una total profesionalidad y compromiso

Así pues, Sergio Ramos decidió coger el toro por los cuernos desde el domingo pasado organizando este encuentro celebrado anoche en un famoso restaurante de Madrid. Allí el mensaje fue claro: Aún no estando de acuerdo con algunas decisiones que se están tomando dentro del club, aún hay falta de “feeling” con el actual entrenador, sólo los jugadores pueden cambiar el rumbo. Y eso sólo se consigue con “profesionalidad” y compromiso. Ahora más que nunca el equipo debe ser una piña y deben intentar revertir esta situación para tratar de poder cambiar el rumbo del equipo en la Liga. Este es el mensaje que Sergio Ramos quiso transmitir al resto de compañeros y que estuvo ayer encima de la mesa aprovechando esta reunión de la plantilla madridista.

Eso explica que no faltara ninguno de los jugadores que actualmente forman parte de la primera plantilla madridista. No se trataba de una cena cualquiera. No era una reunión de compañeros aprovechando esas fechas navideñas. Era una cena de trabajo, para dejar claro que no pueden seguir así, que deben cambiar la actitud e intentar revertir esta situación; especialmente evitando que se repitan los capítulos anteriormente mencionados y donde se ha puesto en tela de juicio el compromiso de los jugadores.

Florentino Pérez de momento apuesta por Rafa Benítez

Y porque además en la plantilla son conscientes que Rafa Benítez es el técnico de la primera plantilla. Y de momento lo va a seguir siendo lo que resta de temporada. Porque el presidente del club, Florentino Pérez, no piensa en este momento en prescindir del actual técnico madridista. Y menos cuando es el primero que es consciente que mucha culpa de esta situación parte del propio vestuario. El prescindir de Rafael Benítez supondría una victoria de los jugadores, que habrían ganado ese posible pulso al presidente del club.

A Rafael Benitez se le fichó con un objetivo claro, tener más fuerza dentro del vestuario, la que entendían que no había tenido su predecesor Carlo Ancelotti.

Analizado todo, ahora sólo falta ver la respuesta de los jugadores este próximo domingo a las cuatro de la tarde cuando arranque el encuentro en el Santiago Bernabéu ante el Rayo Vallecano. Así de demostrará hasta que punto ha servido esta cena de conjura organizada por el capitán quien, una vez más, es el primero en dar ejemplo. Pese a su delicada situación por la luxación del hombro, a los consejos de parar durante un tiempo prolongado, el andaluz volverá a estar en el once inicial para enfrentarse ante el club rayista.