Publicado: 07.10.2016 10:35 |Actualizado: 07.10.2016 10:35

Set de Croacia a Kosovo, freno a Gales en Viena y milagro en Reikiavik

Mandzukic hizo un 'ha-trick' a la imberbe selección balcánica. Islandia remonta ante Finlandia (2-3). El Austria-Gales y el Turquía-Ucrania terminan en tablas (2-2).

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Marko Arnautovic (i) de Austria en acción ante Gareth Bale de Gales. /EFE

Marko Arnautovic (i) de Austria en acción ante Gareth Bale de Gales. /EFE

MADRID.- Croacia se paseó ante la más que modesta Kosovo, a la que endosó un set 0-6 con un triplete de Mario Mandzukic, Austria frena a Gales (2-2) e Islandia logró una milagrosa remontada ante Finlandia (3-2).

El delantero del Juventus liquidó al 'novato' conjunto balcánico en el Loro Boriçi Stadium de la localidad albanesa de Shkoder en 35 minutos, los que necesitó para conseguir su 'hat trick'.

Matej Mitrovic, Ivan Perisic y Nikola Kalinic hicieron el resto para un equipo que no necesitó a sus dos grandes referencias, el madridista Luka Modric y el barcelonista Ivan Rakitic, que se quedaron en casa por lesión.



Los croatas obtuvieron así su primera victoria, igual que Islandia, que resolvió a su favor el duelo nórdico ante Finlandia de forma milagrosa y hasta polémica.

Los finlandeses se adelantaron en dos ocasiones en el marcador, ambas en la primera parte. Pero el esfuerzo y la fe de una de las grandes revelaciones de la pasada Eurocopa encontró la recompensa en la prolongación, en la que Alfred Finnbogasson y Ragnar Sigurdsson salvaron los puntos de forma increíble.

En el otro partido del grupo I, el interesante duelo Turquía-Ucrania se resolvió con un empate que supo a poco a los visitantes, quienes desperdiciaron un 0-2 con el que se situaron antes de la media hora gracias a Andriy Yarmolenko, de penalti, y el jugador del Granada Artem Kravets.

Los otomanos comenzaron a ver la luz en el descuento del primer periodo merced a un tanto de Ozan Tufan y acabaron igualando con un penalti transformado por Hakan Calhanoglu (m.81), con lo que ambos equipos sumaron su segunda igualada.

Albania, increíble líder del grupo G

El grupo G, en el que España e Italia empataron 1-1 en Turín, está encabezado por la sorprendente Albania, que recibirá el domingo a los españoles en la localidad de Shkoder con la ilusión por bandera. El cuadro albanés no brilló en Vaduz, pero cumplió y se deshizo de Liechtenstein por 0-2 con un autogol del meta Peter Jehle en la primera parte y un tanto en la segunda de Bekim Bala. Toda una prueba para el sueño balcánico y para la ambición de España de volver a ser la que era.

El grupo D se mantiene tremendamente igualado, con los cuatro aspirantes igualados a cuatro puntos después del empate en Viena entre Austria y Gales (2-2) y las victoria de Irlanda ante Georgia (1-0) y de Serbia en Moldavia (0-3).

Joe Allen y Kevin Wimmer, en propia meta, adelantaron en dos ocasiones al conjunto capitaneado por Gareth Bale, pero en ambas respondió Marko Arnautovic. Seamus Coleman dio la victoria a Irlanda y Serbia no perdonó a Moldavia en Chisinao con las dianas de Filip Kostic, Branislav Ivanovic y Dusan Tadic.