Publicado: 18.08.2014 23:07 |Actualizado: 18.08.2014 23:07

Set del Barça en el debut de Luis Suárez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El FC Barcelona ha ganado esta noche al Club León FC mexicano en el 49º Trofeu Joan Gamper (6-0) en una fiesta que se inició con varias actividades para los aficionados, con la presentación del cuerpo técnico y plantilla y que se culminó con un partido de altibajos con destellos de mucha calidad, con goles de Messi, Neymar (2), Munir (2) y Sandro y el debut de Luis Suárez para poner el broche, además del homenaje al exblaugrana Rafa Márquez.

No fue un partido de gran nivel futbolístico más allá de los detalles que dejaron Messi y Neymar en los primeros minutos, con una buena conexión entre ellos en varias jugadas. La primera parte servirá a Luis Enrique para sacar varias conclusiones, más allá de esto. Y es que hubo buena presión, movilidad, con gran visión de juego por parte de Iniesta y Rakitic.

El croata fue de lo mejor, con gran movilidad, buen físico y asistencias, además de mostrar que puede aportar el disparo lejano. También Mathieu estuvo seguro en el eje de la defensa, y Bravo estuvo bien cuando se le necesitó. Fichajes que carburar, que huelen bien, igual que el regreso de Rafinha. No obstante, fue sin duda Luis Suárez quien se llevó la ovación de la grada.

Suárez entró en el minuto 31 de la segunda parte, con un cuarto de hora para intentar enseñar el fútbol que atesora y que no podrá poner en liza a nivel oficial hasta el 26 de octubre, cuando diga adiós a la sanción de la FIFA por morder en el Mundial al italiano Chiellini. No tuvo tiempo para ello, pero por lo menos se quitó de encima la presión del debut.

Más allá de esta presentación y debut del fichaje más prometedor del verano en can Barça, el partido tuvo más goles que juego. A rachas se corrió, solo en la primera parte. Lo que faltaba de partido se pasó a cámara lenta, propiciado todo por los incontables cambios. Eso sí, los goles que iban cayendo del bando blaugrana animaron a la grada, que contestó haciendo la ola.

De dos en dos cantaron los goles Neymar y Munir. El brasileño, buscando su mejor forma, se asoció bien con sus compañeros y se mostró a sí mismo el camino a seguir durante la temporada, con mayor movilidad y pegada que en su primer año. Por su parte, Munir volvió a ganarse a buen seguro el reconocimiento de Luis Enrique, quien le pone como ejemplo para el resto de canteranos y compañeros.

Messi, no obstante, abrió la lata en el segundo minuto de partido con un remate de cabeza en el interior del área pequeña a centro de Neymar, que había sido asistido por el propio jugador argentino, habilitado por un Rakitic que firmó un gran Gamper. También tuvo buena batuta Iniesta, quien dio una gran asistencia desde lejos a Neymar para que este la levantara por encima de Yarbrough con un toque suave, de primeras, en el mejor gol de la noche.