Público
Público

El Sevilla airea su fondo de armario

Vence al Tenerife gracias a la contundencia de sus jugones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Sevilla sigue opositando a romper la liga bicéfala con un triunfo de lo más práctico en su visita a un Tenerife voluntarioso pero poco contundente. Ni siquiera las ausencias privaron a los andaluces de una nueva victoria cimentada en una pegada al alcance sólo de privilegiados.

Sonaba a chiste entre las paredes del Rodríguez López, con la afición canaria condenada a sufrir las limitaciones de una plantilla muy justita para la élite, aquello de las bajas del Sevilla (hasta nueve); y más aún cuando Jiménez se permitía el lujo de dejar en el banquillo a jugadores de la talla de Negredo, Capel o Romaric. El caso es que el Sevilla de circunstancias o el Sevilla B, bautizado así por los acostumbrados a nadar en la abundancia, intimidó tanto como su supuesto equipo de gala, por mucho que el Tenerife se empeñara en tener la pelota y en buscarle las cosquillas por las bandas con los fogonazos de clase de Omar y la velocidad de Juanlu.

Es lo que tiene el fútbol de ricos y pobres cuando la irreverencia no encuentra rendijas para romper el guión. El cuadro andaluz tiene potencial y fondo de armario suficiente para hacer con un par de pinceladas lo que al equipo blanquiazul le cuesta un mundo. En esa tesitura, al Sevilla le bastó la insistencia de un omnipresente Zokora para amagar en una contra y marcar en la siguiente. Un balón a la espalda de la defensa, una incursión made in Jesús Navas o un pase de libro del niño de Los Palacios, sirvieron para desnudar la ingenuidad defensiva de los locales y para ponerle en bandeja a Perotti el 0-1.

Ni siquiera el fútbol de laboratorio de Oltra podía con los de Nervión. Sicilia tuvo el empate en un cabezazo tras jugada ensayada, coincidiendo con el descuento del primer acto, pero el grancanario mandó el balón fuera cuando el gol trepaba ya por las gargantas de su hinchada. La misma hinchada que aún protestaba airadamente un posible penalti sobre Nino, al poco de iniciarse la segunda mitad, cuando Renato la enmudecía de golpe, con un gran disparo desde fuera del área que se alojó en la red tras dar en el palo. Otra vez la misma historia: el Tenerife proponía y el Sevilla tiraba de pegada.

Sentenciado el partido por decreto, ese decreto que sólo figura en la cartera de los trasatlánticos de la liga, el equipo canario siguió fiel a su estilo y presentó una enmienda para hacer menos placentera la victoria rojiblanca. Su insistencia tuvo premio con un gol de Nino que ahuyentaba así sus fantasmas con el gol en Primera, aunque sólo fuera para recortar distancias ante un Sevilla que apenas volvió a inquietar a Aragoneses con ocasiones de Navas y Negredo. No necesitó más para llevarse los tres puntos del Heliodoro. Le bastó su pegada.

Tenerife (1): Aragoneses; Luna, Manolo, Sicilia, Bellvís (Ayoze, m. 67); Juanlu (Dinei, m. 82), Mikel Alonso, Ricardo, Omar, Román (Ángel, m. 56); y Nino.

Sevilla (2): Javi Varas; Konko, Squilacci, Marc Valiente (Lolo, m. 66), Fernando Navarro; Jesús Navas, Zokora, Renato, Perotti; Kanouté (Romaric, m. 60) y Luis Fabiano (Negredo, m. 75).

Goles: 0-1. M. 32: Perotti culmina un gran pase de Jesús Navas en una contra. 0-2. M 48: Renato, de fuerte disparo tras aprovechar un rechace en la frontal. 1-2. M. 74: Nino, a la media vuelta tras pase de Juanlu desde la derecha.

Arbitro: Estrada Fernández. Amarilla a los locales Mikel Alonso, Bellvís, Nino y Sicilia; y a los visitantes Luis Fabiano, Perotti y Navas.

Rodríguez López: 20.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el ex portero del Tenerife Robert Enke fallecido recientemente.