Público
Público

El Sevilla está hecho trizas

El Valencia consigue la clasificación tras aguantar el asedio local del inicio. Soldado marca otro gol decisivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al Sevilla le queda un cable para salvar la temporada. Los otros dos ya están desenchufados. Uno desde agosto, el otro ayer mismo. Marcelino navega en aguas delicadas y la situación institucional con los problemas judiciales del presidente tampoco ponen calma. Al club se le observa frágil por todos los frentes.

Los tiritos el otro día del entrenador a la plantilla en rueda de prensa, la necesidad de no cabrear más a la grada y porque uno por uno el Sevilla tiene buenos jugadores capaces de ganar partidos a otros buenos equipos convirtieron la primera media hora de los de Nervión en lo más aseado de los últimos dos meses. No se dejó nada en el banquillo: Navas, Reyes, Manu y Negredo salieron con la intención de meter en la madriguera al Valencia y desde el minuto uno.

Marcelino queda en una situación muy delicada tras este resultado

No discutió el equipo de Emery ese guión. Estaba cantado que la necesidad de remontada obligaba a poner los cinco sentidos en defensa en ese arranque tan despavorido de los locales. Tuvo Alves que poner hasta la cara en un remate de Navas para evitar el primer gol en los primeros minutos. Es cierto que un buen portero se forma a partir de un mejunje con multitud de ingredientes pero el que presenta el brasileño en cuanto a reflejos cuando tiene al delantero a un palmo sabe a ambrosía. Demuestra unos reflejos portentosos cuando le toca emplearse en jugadas de ese estilo. Marcelino le ha puesto galones a Reyes desde que pisó la puerta del cuartel. Quiere que sea ese enganche que interconecte las dos últimas líneas, que tenga mucho contacto con la pelota. Ya lo colocó ahí el domingo pasado en Vallecas.

Lo justo es que el Sevilla se hubiera llevado algo a la boca en ese primer tramo de partido tan interesante. Un despeje de Ramí se estrello en el larguero ya con Alves en el suelo vencido. Hasta Trochowski, uno de los futbolistas que todavía anda en paradero desconocido, estuvo presente en ese buen rato de fútbol del Sevilla. El Valencia salió indemne y eso le hizo coger fuerza para cambiar el compás.

La grada estalla con gritos contra los jugadores al final del encuentro

Le tocó el turno, entonces, a Javi Varas para evitar que la eliminatoria saliera volando del Pizjuán. Puso dos manos soberbias a disparos de Jonas y Soldado. El Sevilla se había quebrado. Los cuatro delanteros se incrustaron a muchos metros de la pareja de creación Trochowski-Medel. Un 4-2-4 en el que sobraban extremidades y faltaba corazón. Esa descompensación la aprovechó Jonás para moverse con comodidad.

La tendencia se mantuvo en el segundo tiempo. El Sevilla ya no creaba tanto peligro, Banega tenía mucha más la pelota y eso es siempre buena noticia para el Valencia. A Jonas se le presentó otra vez la oportunidad de levantar la vista sin demasiada oposición. Ofreció una asistencia magistral a Soldado, que superó con toda la tranquilidad del mundo la salida de Varas. La eliminatoria estaba casi finiquitada. Al menos hubo coraje hasta el final para pelear la clasificación.

Sevilla: Javi Varas; Martín Cáceres, Spahic, Fazio, Navarro (Kanouté, m. 72); Medel, Trochowski (Rakitic, m. 62); Jesús Navas, Del Moral (Perotti, m. 74), Reyes; y Negredo

Valencia: Diego Alves; Miguel, Rami, Víctor Ruiz, Mathieu; Albelda, Éver Banega (Parejo, m. 75); Feghouli, Jonas (Tino Costa, m. 66), Jordi Alba; y Soldado

Goles: 0-1. M. 66. Jonas da un gran pase a Soldado, que supera con un disparo fuerte la salida de Varas. 1-1. M. 70. Rakitic aprovecha un rechace de Alves. 2-1. M. 90. Víctor Ruiz marca en propia meta.

Árbitro: Teixeira. Amonestó a Navarro, Miguel, Albelda, Ramí, Mathieu,Rakitic, Cáceres y Jordi Alba.

Sánchez Pizjuán: 20.000 espectadores.