Publicado: 21.09.2016 00:10 |Actualizado: 21.09.2016 00:10

El Sevilla se impone en un derbi igualado, sin calidad y con polémica

El Sevilla gana 1-0 al Real Betis y prolonga su buena racha en los derbis sevillanos, pues no pierde uno de Liga desde 2012. Marcó Mercado para los sevillistas. El colegiado anuló un gol al Betis. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El defensa argentino Gabriel Mercado, del Sevilla FC, celebra su gol, primero del equipo frente al Real Betis, durante el partido de la quinta jornada de Liga en Primera División que se disputa esta noche en el estadio Sánchez Pizjuán, en Sevilla. EFE/Jul

El defensa argentino Gabriel Mercado, del Sevilla FC, celebra su gol, primero del equipo frente al Real Betis, durante el partido de la quinta jornada de Liga en Primera División que se disputa esta noche en el estadio Sánchez Pizjuán, en Sevilla. EFE/Julio Muñoz

SEVILLA.- El Sevilla ganó 1-0 al Real Betis y prolongó su buena racha en los derbis sevillanos, pues no pierde uno de Liga desde 2012 aunque cayó en el de ida de la Liga Europa en 2014, en un partido muy equilibrado, sin calidad y con polémica, ya que se le anuló un gol a los béticos por un supuesto fuera de juego.

El derbi se caracterizó por la igualdad y un juego sin brillantez ni profundidad, aunque el Sevilla aprovechó su ocasión al comienzo de la segunda parte, con el tanto de cabeza del argentino Mercado, tras lo que el Betis reaccionó bien y dos minutos después marcó Álex Alegría, pero el árbitro pitó fuera de juego ante las protestas de los béticos.



Los sevillistas salieron muy fuertes, muy arriba, con prisas por marcar, y dominaron por completo los 10 primeros minutos ante cierto desconcierto de los verdiblancos y, merced a la movilidad de Franco Vázquez, Vitolo y el argentino Vietto, avisaron primero al llegarle a Vázquez un rechace tras una falta y rematar alto a los 6 minutos.

El Betis reaccionó bien al tanto sevillista y dos minutos después marcó Alegría, pero el árbitro pitó fuera de juego ante las protestas de los béticos

Aún así, y aunque Escudero lo intentó sin éxito con un chut desde lejos en el minuto 17, el Sevilla se diluyó pronto por su falta de claridad y su escasa chispa, con gente como 'El Mudo' Vázquez y Nasri apagados, lo que despertó a un Betis que se recompuso, adelantó su presión y apagó el ímpetu inicial de los locales.

Los béticos reaccionaron poco antes del primer cuarto de hora, volcaron su ataque por la derecha y buscaron hacer daño con jugadas a balón parado, en una fase en la que tuvieron una buena opción a los 15 minutos, aunque Álex Alegría no remató bien y la pelota se quedó suelta y con mucho peligro en el área, pero la sacó mariano.

De ahí al descanso, el choque se trabó y estuvo muy igualado. El Betis controló bien los intentos de los sevillistas y quiso sumarse al ataque, aunque sin crear ocasiones claras. El Sevilla, intermitente y más por empuje que por fútbol, buscó el gol en un cabezazo alto y flojo de Vázquez y, sobre todo, malogró dos buenas opciones por medio de Vitolo y Vietto tras sendos errores graves de Bruno en el ecuador de una primera mitad sin calidad.

Idéntico guion tras el descanso

En la reanudación se repitió el guión del primer tiempo, pues el equipo de Sampaoli salió con más bríos e intensidad. El argentino Mercado cabeceó un balón que atrapó con problemas Adán, pero dos minutos después no perdonó al marcar el 1-0, en el 51, al cabecear una falta lanzada por Nasri que se coló casi llorando en las redes.

Pero el Betis, herido en su orgullo, reaccionó con valentía para irse a por el empate, que pudo lograr sólo dos minutos después, cuando Joaquín dio un gran pase por alto a Rubén Castro y su centro lo remachó a gol Álex Alegría, pero el árbitro lo anuló a instancias de su auxiliar en una decisión muy protestada por los verdiblancos.

El Sevilla, sin un juego fluido y sin mucha profundidad, merodeó de vez en cuando el área rival y pudo ampliar su renta a la hora de juego, pero Vietto no llegó a un balón que sacó Durmisi, y a los 71 minutos con un zurdazo de Vázquez que salió cerca de la escuadra.

Poyet arriesgó con los cambios en pos de la igualada. No le quedaba otra. Dio entrada a un medio ofensivo como Dani Ceballos por el serbio Brasanac, al extremo belga Musonda por el lateral danés Durmisi y, más tarde, al holandés Donk por un cansado Joaquín.

Los béticos lo intentaron con un tiro de Rubén Castro que Sergio Rico desvió a un córner que tras botarse, Álex Alegría, el más incisivo, remató fuera. El Betis apretó, pero le faltaron ideas claras y más tiempo para desmontar el esquema defensivo local. Rubén Castro buscó de nuevo el empate con un tiro sin consecuencias casi al final de un partido de muy poco fútbol y que ganó 1-0 el Sevilla.