Publicado: 03.11.2015 22:47 |Actualizado: 03.11.2015 22:47

Un mal arranque condena al Sevilla a una carambola

Los de Emery caen en casa ante el City (1-3) y se complican mucho su pase a octavos. Sterling, Fernandinho y Bony anotaron para los 'citizens'; Trémoulinas para el Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Sterling celebra su gol al Sevilla. Reuters / Andrew Boyers

Sterling celebra su gol al Sevilla. Reuters / Andrew Boyers

El Sevilla FC ha perdido ante el Manchester City (1-3) en el Ramón Sánchez Pizjuán y ve peligrar su continuidad en la Liga de Campeones una vez cumplida la cuarta jornada de la fase de grupos, y es que salió dormido al césped y un pésimo arranque de partido le condenó a una clara derrota ante el líder de la Premier, prácticamente clasificado para los octavos de final pese a sus importantes bajas.

Los hispalenses no se encontraron en ningún momento dentro del partido, pero el primer cuarto de hora será digno de estudio para Emery como ejemplo de cómo no entrar a un duelo decisivo como era éste. Ahora el Sevilla tiene muy difícil estar en octavos, pues deberá ganar sus dos partidos que le quedan ante Juventus y Borussia Mönchengladbach y esperar un tropiezo de la Vecchia Signora ante el City.

No pudo el Sevilla convertir su feudo en un fortín. Pedían en Sevilla estar más juntos que nunca y dejarse la piel para intentar ganar al City y meterse de lleno en la lucha por estar en los octavos pero no fue así, y un lastre enorme en forma de dos goles del City en menos de un cuarto de hora acabó con toda esperanza salvo en los únicos 5 minutos de buen juego hispalense, cuando llegó el 1-2 de Trémoulinas.



Demasiados errores cometieron los de Unai Emery como para pensar en hacer frente a un equipo 'citizen' muy superior en el terreno de juego, tanto en el aspecto mental, táctico, físico como en el acierto de cara a portería, clave. Con un Raheem Sterling estelar que fue un puñal por su banda, una auténtica pesadilla para toda la defensa nervionense, y un Jesús Navas que volvió descomunal a casa, el Sevilla tenía fugas defensivas por todos lados. Y no fue capaz de tapar ninguna.

Además, el capitán Coke no estuvo fino para tapar la entrada de Sterling en el primer gol 'citizen'. El extremo inglés se coló entre el lateral y Rami así como también el pase preciso de Fernandinho, y el disparo raso cruzado de Sterling no pudo ser rechazado por Sergio Rico. Empezó mal el Sevilla y el City le hizo pagar el precio más caro.

Después de que Sergio Rico, que hizo un buen partido pese a los goles encajados, salvara el 0-2 en el minuto 10 a disparo de Kolarov, un minuto después no pudo hacer lo mismo ante Fernandinho. Tras una pérdida de Coke ante Sterling, que se internó y dio un buen balón a Bony, fue Fernandinho quien atacó el rechace inicial de Rico al disparo del marfileño y, a puerta vacía, propinó el segundo mazado al Sevilla.

Y el Sevilla dio gracias de que Jesús Navas, en el '13, no pusiera un 0-3 que hubiera hundido del todo a los locales. El extremo, que volvió a casa con buena nota, propinó un gran disparo que se estrelló en el palo derecho de Sergio Rico tras una buena contra dirigida por Touré Yaya, que vio al español en la derecha, y el extremo encaró y bailó a Trémoulinas y, escorado y sin ángulo, apunto estuvo de batir a Rico, que llegó a rozar providencial el balón.

La esperanza local llegó en el minuto 25 con el gol de Trémoulinas. Una buena jugada del Sevilla, la primera que conseguían hilbanar y a la postre prácticamente la única, y Coke se desquitó de sus errores previos con una buena jugada por la línea de fondo, con autopase incluido, para asistir superando a Hart por alto a Trémoulinas, que remató de cabeza a portería vacía llegando libre de marca desde atrás.

Pero ahí se quedó la reacción del Sevilla, incapaz de inquietar más a un Hart que no tuvo ni la mitad del trabajo que en el partido de la primera vuelta en Manchester, cuando los ingleses ganaron (2-1) sufriendo más que en Sevilla. Solo tuvo que tirar de reflejos el guardameta inglés poco después del gol sevillista, cuando un remate de cabeza a la salida de un córner de Kolo le obligó a ir excelente abajo, con buenos reflejos, y después Krychowiak la envió a la red lateral.

Con el 1-3 de Bony, que remató desde prácticamente el punto de penalti tras una buena asistencia de Navas, que tuvo tiempo de pensar y delinear la asistencia al marfileño, se acabó el duelo. Clave Navas, que apenas celebró el gol de su compañero, igual que Sterling o Touré Yaya, que comandó a su equipo de forma espectacular.

Solo el empate de la Juventus ante el Mönchengladbach (1-1) ha evitado que el City sea equipo ya de octavos, pero está realmente cerca. Como muy cerca estuvieron los de Manuel Pellegrini de ganar más abultado, pero Sterling, Touré o Bony se estrellaron ante Rico una y otra vez, sin que el Sevilla pudiera reaccionar, llevándose además una sonora pitada de su afición cuando el noruego Oddvar Moen pitó el final del encuentro.