Público
Público

El Sevilla pasa con sufrimiento

Empatan (2-2) con el Borussia Dortmund, logrando el resultado mínimo que les hacía falta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Sevilla recobró la alegría perdida desde hace muchas semanas y logró clasificarse para los dieciseisavos de final de la Liga de Europa, al hacer valer un empate a dos frente a un potente rival como el Borussia Dortmund, que vendió cara su eliminación en un choque vibrante.

La teoría decía que un Sevilla jugando en casa y con el empate como resultado que valía para asegurar el pase podía tener muchas opciones de éxitos, pero la crisis de juego y resultados de la formación española, con cinco derrotas consecutivas -cuatro en la Liga y otra en Europa- no daba demasiada seguridad.

Además, el rival, líder indiscutible de la Bundesliga, con once puntos de ventaja sobre el segundo, tampoco era otro dato halagüeño para el Sevilla y más cuando el Borussia, sin esperar un solo minuto, salió descaradamente a por la victoria.

El meta Andrés Palop ya tuvo que intervenir a los dos minutos y dos después el delantero Japonés Kagawa, con algo de fortuna al desviar el balón un defensor sevillista, logró batir la portería local.

El conjunto que entrena Jürgen Klopp, como si no hubiera puesto a su favor la clasificación, mantuvo un ritmo frenético con una presión muy adelantada en busca del segundo tanto.

El Sevilla tardó un cuarto de hora en enseñar los dientes

El Sevilla tardó un cuarto de hora en enseñar los dientes, con un remate del marfileño Ndri Romaric al que respondió el portero Roman Weidenfeller para evitar el empate.

El partido se equilibró pero el fútbol directo hispalense hacia el malí Frederic Kanouté y el brasileño Luis Fabiano, quien reaparecía tras varias semanas lesionado, no fuese demasiado productivo, aunque rebasada la media hora Romaric logró el empate.

Kanouté, tres minutos después del 1-1, también vio puerta y puso el partido muy bien para los intereses sevillistas, aunque el malí salió lesionado de esa jugada y tuvo que ser sustituido antes del descanso por el centrocampista brasileño Renato Dirnei.

Nada más empezar la segunda parte el central serbio Neven Subotic, tras un saque de córner, remató de cabeza y logró el empate a dos, con lo que otra vez tocó sufrir a los sevillistas, quienes vieron como, al igual que en los inicios del primer período, los germanos salieron a por todas con el delantero paraguayo Lucas Barrios muy peligroso entre la defensa local.

El técnico sevillista, Gregorio Manzano, tuvo que efectuar un segundo cambio por lesión, ya que del extremo argentino Diego Perotti se resintió de una lesión de la que reaparecía hoy y tuvo que ser sustituido por el defensa uruguayo Martín Cáceres, con lo que también se reforzó el sistema de contención local.

El Burussia Dortmund atacó ya con todo en busca de ese gol que lo pusiera en dieciseisavos, pero el Sevilla defendió con todo el 2-2 y lo consiguió.