Público
Público

El Sevilla se refugia en sus delanteros

El acierto de los puntas acaba con el buen juego del Villarreal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La delantera del Sevilla es como un desfile de modelos de gama alta por París o Milán. Resulta complicado encontrar a un trío de maniquís tan exquisitos y tan diferentes. Cada uno, a su manera, es capaz de disimular una mala tarde de sus compañeros. Fuerza, talento, remate, colocación, todas la virtudes que exige un buen punta aparecen en Negredo, Kanouté o Luis Fabiano. Por eso el club tiene manga ancha con el brasileño diga lo que diga allá en su país, porque arregla noches que se estropean. Los tres aparecieron de una forma o de otra en el partido. El que se quedó en el banquillo tardó un minuto en mandar la pelota a la portería. Estos top models se cargaron de maquillaje en una noche en el que el resto del equipo presentó un tono pálido.

El Sevilla sufrió ante el Villarreal porque perdió de vista la pelota en el minuto quince. Lo que decidió el partido fue otra vez la pegada demoledora de su trío mágico y la mala gestión defensiva de los levantinos en los goles.

El Villarreal ha hecho las paces con la pelota. La circunferencia de cuero ha vuelto a ser esa amiga íntima que ha acompañado durante estos últimos años al equipo amarillo. Es una marca, un sello que ha construido la grandeza de los amarillos. Al comienzo de esta temporada el balón se sintió extraño con el cambio de inquilino en el banquillo, temió por su jerarquía en el equipo, pero Valverde trae en su carpeta más de lo mismo.

No hay nada que temer, la prioridad en los levantinos es la misma que en su pasado más reciente: darle el mejor trato posible a la herramienta. Pires ha vivido pegado a la pelota toda su carrera, es el catedrático que refresca la lección cuando el equipo pierde la orientación. Su propuesta sólo sucumbió por la voracidad de los delanteros sevillistas.

El Sevilla volvió a cometer el pecado del pasado miércoles ante el Stuttgart. Hizo de una parte, el todo. Asumió que la superioridad que mostró durante los primeros diez minutos iba a durar toda una vida. Como entre semana, el gol resultó un relajante muscular. Una excusa para reducir de marcha cuando no había razón para ello.

El Stuttgart y el Villarreal le hicieron daño con toque y posesión. Sin la pelota, el equipo sufre. Por primera vez en la temporada Zokora se sintió superado y tuvo que parar a faltas la evidente superioridad del contrario.

El conjunto de Valverde tuvo premio a su buen juego. Le dio la vuelta al marcador mediada la segunda parte. El guantazo despertó a la fiera. Otra vez Jiménez acertó de pleno con los cambios. Adriano y Kanouté son un lujo en el banquillo y un espectáculo en el campo. Las asistencias del brasileño y el remate del africano castigaron la buena propuesta de los castellonenses.

Sevilla (3): Palop; Sergio Sánchez, Squillaci, Escudé, Fernando Navarro (Adriano m. 58); Navas, Renato, Zokora, Perotti; Luis Fabiano (Lolo m. 85) y Negredo (Kanouté m. 61).

Villarreal (2): Diego López; Venta, Godín, Marcano, Capdevila; Cani (Johnatan Pereira m. 75), Bruno, Eguren, Pirés; Fuster (Escudero m. 79) y Rossi.

Goles: 1-0 M.8. Luis Fabiano marca de cerca después de un gran control en una jugada en la que el Villarreal no marca bien el fuera de juego. 1-1. M.28. Pires culmina ante Palop una gran jugada colectiva del Villarreal. 1-2 M. 58. Fuster recoge un rechace de Palop y marca. 2-2. M. 60. Magnífico remate de cabeza de Luis Fabiano. 3-2. M. 68. Kanouté vuelve a marcar de cabeza.

Árbitro: Delgado. Amonestó a Luis Fabiano, Zokora, Javi Venta Sánchez Pizjuán: 40.000 espectadores.