Público
Público

Siena continúa su gira triunfal por España

Euroliga. Gana por 23 puntos a Unicaja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el repertorio del Montepaschi Siena aparecen elementos tan poco habituales como el pase de béisbol. Seguro que los fieles al Martín Carpena no recuerdan cuándo presenciaron la última asistencia de ese tipo. De todo guarda el equipo de Pianigani en su mochila. Después del show de la pasada semana en Madrid, este jueves ofreció en Málaga otro concierto majestuoso en su gira triunfal por España. Victoria por 23 puntos (68-91) sin casi ninguna oposición de los andaluces. Miribilla será la próxima parada de este magnífico equipo italiano.

Después de seis ligas consecutivas, el objetivo del Siena es darle el bocado definitivo a la Euroliga. Van para 12 años que la Virtus de Bolonia de Ettore Messina conquistó para el país de la bota su último máximo trofeo continental. A ese discurso tan exigente no alcanza este Unicaja ni de puntillas. Ahora mismo son dos baloncestos de velocidades muy distintas, porque los andaluces han perdido esa chispa entusiasta del comienzo de la temporada.

Unicaja ha pinchado sus últimos cinco encuentros, anotó 49 puntos el pasado fin de semana en Las Palmas y fue vapuleado. Sólo hubo partido al inicio, con un parcial de 7-0.

Fue un ligero despiste en la máquina de Siena, solucionado con un parcial demoledor de 2-18. Es un no parar de un equipo con un banquillo muy, muy largo. Tanto, que Lavrinovic, Zisic o Rakocevic tienen que empezar el partido fuera del cinco inicial.

Bugsy Thorton empezó un festival anotador que no tuvo final hasta la última décima de segundo. Fueron 91 puntos de todos los colores: de Mc Calebb, de Moss... Los exteriores anotan de fuera, lo interiores anotan por dentro y también por fuera. David Andersen y Lavrinovic incendiaron con sus triples el primer y segundo cuarto. Ambos están más cerca de los 2,10 metros de altura que otra cosa. Así es este Siena que quiere discutir al CSKA de Moscú el favoritismo para la próxima final a cuatro. Mientras, la defensa de Unicaja suspendía un ataque tras otro sin poner remedio a la demolición del Martín Carpena.

Por otro lado, el Barcelona tuvo que apretar los dientes después del descanso para liquidar al Zalguiris Kaunas (94-80). Lorbek se ha convertido en baluarte en este torneo. El esloveno resultó de nuevo decisivo.