Público
Público

Los siete magníficos

España logra en Misano el mayor número de podios de su historia en un gran premio; sólo Luthi y Rossi evitaron el pleno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La verbena española en el circuito de Misano se apagó cuando la organización del Mundial confirmó la muerte de Tomizawa. Un crespón negro decora el domingo más brillante de los pilotos nacionales en la historia del campeonato. Márquez, Terol, Vázquez, Elías, Simón, Pedrosa y Lorenzo hicieron posible un día de carreras con siete podios de nueve posibles. Sólo Luthi, en Moto2, y Rossi, en la categoría reina, evitaron el pleno español en el Gran Premio de San Marino.

Con la victoria en las tres categorías se consiguió el sexto triplete de la temporada. El dominio es apabullante. Demasiadas cosas tendrían que torcerse para que el trío de campeones del mundo al cierre de la temporada no sea español. Y es que hay tanto líderes sólidos como perseguidores decididos. Todo está en manos de los españoles.

Nunca tantos pilotos españoles habían subido al cajón un domingo

La Honda de Dani Pedrosa gobernó con la misma autoridad que hace una semana en Indianápolis. Moto y piloto ha encontrado al fin esa puesta a punto perfecta para dominar la categoría de Moto GP de forma incontestable. El catalán no necesita mirar atrás, nadie es capaz de seguir su ritmo. Su máquina siempre latió con la misma cadencia, esa que ahora mismo Jorge Lorenzo no es capaz de sentir.

El único problema de Pedrosa es que ha encontrado el camino demasiado tarde. En este juego de primero y segundo, a falta de seis carreras, las cuentas no salen. De cinco en cinco puntos, los 63 de desventaja parecen insalvables. A su rival de Yamaha le es suficiente con darle escolta por detrás para conseguir el título. Honda perdió mucho tiempo a principio de año en congeniar la ingeniería y la conducción de su piloto. Sólo los errores de Lorenzo, si fueran abundantes, podrían abrir la cerradura.

Márquez, Elías y Pedrosa sellan el sexto triplete de la temporada

A pesar de que el panorama no pinta bien para el barcelonés, su empeño en este final de campeonato es encomiable. Podría ser un ejercicio pírrico para este año, pero que podría tener beneficios a medio plazo. Pedrosa ha subido un pistón más su nivel. Está desarrollando una estrategia que con toda una temporada de margen debe darle réditos mayores. Por el momento, ya ha conseguido el doble de victorias (4) en un mismo curso en Moto GP.

Nada más atravesar la meta, Marc Márquez se llevó la mano al casco. Esta vez sí, había tenido cabeza para hacer valer su superioridad en 125 cc. En Indianápolis la ansiedad le llevó a cometer un par de errores graves. La historia en Misano se escribió de forma diferente. Controló los tiempos y maduró a Nico Terol hasta el momento exacto del cambio de ritmo.

También ejerce con sapiencia su liderato en Moto2 Toni Elías. Su cuentakilómetros lleva mucho camino recorrido como para ponerse nervioso a estas alturas. Sin prisas, se hizo con el mando de la carrera con jerarquía. La categoría se le hace pequeña a un piloto que está llamado a volver entre los más grandes.