Público
Público

Todo sigue igual en Miami

Los Heat estrenan la temporada con triunfo ante los Bulls tras recibir el anillo de campeones. Los Lakers tiran de los reservas para ganar el derbi a los Clippers

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todo fue normalidad en la jornada inaugural de la nueva temporada de la NBA 2013-14 con los triunfos fáciles que consiguieron los actuales campeones de liga, los Miami Heat, y dos de los grandes aspirantes a arrebatarles el anillo, los Pacers y los Lakers. Los angelinos, sin su estrella Kobe Bryant y los titulares, el ala-pívot español Pau Gasol y el base canadiense Steve Nash, sentados en el banquillo todo el cuarto periodo, utilizaron a los reservas y sorprendieron a sus vecinos de los Clippers.

Nada cambió en el juego dominante y ganador de los Heat, que tuvieron doble motivo de celebración al conseguir una victoria fácil por 107-95 ante los Bulls además de recibir los anillos de campeones de la NBA 1012-13.

El escenario ideal fue el American Airlines Arena, de Miami, donde el comisionado de la NBA, David Stern, ante de comenzar el partido hizo entrega a todos los componentes de los Heat del anillo de campeones, el segundo consecutivo que habían conseguido cuando ganaron (4-3) a los Spurs de San Antonio en la pasadas Finales.

Stern, que alabó los méritos de los Heat que les hicieron merecedores al título, también vivió una jornada especial y emotiva ya que se trató de la última entrega de anillos de campeones que protagonizó como comisionado, ya que a partir del próximo febrero, después de 30 años de gestión, dejará el cargo en manos de su hombre de confianza Adam Silver.

El alero LeBron James dio toda una lección de líder de equipo al anotar 17 puntos encabezar una lista de siete jugadores, incluidos cuatro titulares, que tuvieron números de dos dígitos. James, que aspira al tercer título consecutivo con los Heat y al quinto premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, anotó 5 de 11 tiros de campo, falló un intento de triple, y acertó 7 de 9 desde la línea de personal. La estrella de los Heat se encargó de dirigir el juego del equipo al repartir ocho asistencias, capturar seis rebotes, recuperó un balón y lo perdió dos veces.

La acción llegó a la nueva temporada de la NBA con el partido inaugural que los Pacers ganaron 97-87 ante los Magic. El alero Paul George no perdió tiempo en demostrar que es el líder y jugador franquicia de los Pacers y aportó 24 puntos después de anotar 8 de 16 tiros de campo, incluidos 3 de 6 triples. George también repartió cinco asistencias y capturó seis rebotes.

George anotó triple cuando concluía el tercer cuarto e inició una racha decisiva de 17-4 al comienzo del último periodo que abrió el camino de la victoria de los Pacers, que buscan confirmar su condición de equipo que aspira al título de la Conferencia Este. El pívot jamaiquino Roy Hibbert impuso su poder bajo los aros al capturar 16 rebotes, puso siete tapones y anotó ocho puntos sin que la defensa de los Magic pudiesen controlar sus acciones.

La ausencia de Bryant por lesión no impidió que los Lakers volviesen a ganar un partido inaugural de temporada al vencer por 116-103 a sus vecinos de los Clippers, que tuvieron el debut en el banquillo del Doc Rivers, como su nuevo entrenador. Los Lakers, que han disputado cinco partido inaugurales sin Bryant, mantienen el invicto, y esta vez lo consiguieron gracias a los reservas encabezados por el escolta belga Xavier Henry, que anotó 22 puntos y estableció la mejor marca como profesional.

Junto a Henry, otro reserva, el base Jordan Farmar fue también el factor sorpresa de los Lakers al conseguir 16 puntos, incluidos dos triples de tres intentos. Los reservas de los Lakers, que rompieron el marcador a favor de su equipo en el cuarto periodo, aportaron 76 puntos por 34 de los Clippers, que estuvieron el control del marcador hasta la mitad del cuarto periodo.

Pero el entrenador de los Lakers, Mike D'Antoni, tomó la decisión de dejar en el banquillo a Gasol --logró un doble-doble de 15 puntos y 13 rebotes--, que había sido el líder del equipo hasta el cuarto periodo, y al base canadiense Steve Nash, con la que sorprendió a todos, incluidos los Clippers.