Público
Público

Simon sorprende a Federer y Murray puede con Roddick en Shanghai

El francés, sustituto de Nadal, volvió a ganar al número dos del mundo y el británico fue más regular el 'cañonero' de Nebraska en la Masters Cup

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El británico Andy Murray, cuarto jugador mundial, y el francés Gilles Simon, noveno, saldaron con sendas victorias su debut en el Masters de Shanghai. Murray derrotó al estadounidense Andy Roddick por 6-4, 1-6 y 6-1 y Simon doblegó al número dos mundial, el suizo Roger Federer, por 4-6, 6-4 y 6-3, en un encuentro menos espectacular pero más equilibrado.

Simon, sustituto del lesionado Rafael Nadal, tuvo más paciencia que Federer desde el fondo de la pista y más acierto que el suizo en los puntos decisivos, aunque fue éste quien asumió todos los riesgos.

Una rotura de servicio en el quinto juego le bastó a Federer para hacerse con la primera manga, en la que aprovechó cualquier fisura en el sólido peloteo de Simon para acercarse a la red y rematar el punto. Simon dispuso de una única bola de 'break', en el sexto. El juego en blanco que consiguió con su saque en el noveno fue un arranque de furia que Federer se encargó de aplacar en el siguiente para rubricar el 6-4.

Con 4-3 para Simon, éste se hizo con una ventaja de 15-40 que Federer remontó con brillantez para conservar su saque. No pudo el suizo hacer lo mismo en la siguiente oportunidad: Simon, con 5-4 y al resto, se movió por la pista sin descanso para devolver cuanto le mandaba Federer y arrebatarle finalmente el servicio y, con ello, el segundo parcial.

En la manga decisiva ambos se apuntaron su saque con comodidad hasta el 3-2, momento en el que el partido entró en una fase desquiciada: un 0-40 de Simon sobre el saque de Federer dio paso a ocho puntos seguidos de éste que le dieron ese juego y una ventaja de 0-40 en el siguiente, anulada por una nueva reacción del francés, que finalmente conservó su servicio (4-3). Las alternativas continuas desembocaron en otra rotura para Simon (5-3), que, lanzado a por la victoria, incluso se atrevió a acercarse a la red en el siguiente juego. Federer no supo superarle y el galo cerró el choque con un punto directo de saque.

En el segundo partido de la jornada Murray tuvo en Roddick a un rival irregular pero fiel a su estilo. El set inicial fue un choque entre iguales en el que Murray se valió de un solo punto de rotura para anotarse el parcial por 6-4.

Pero Roddick dotó luego a su juego de un plus de agresividad que se tradujo en una exhibición de paralelos desde el fondo de la pista y de voleas cruzadas, cuyo reflejo fue un 5-0 inapelable. Le costó mucho la primera rotura, para apuntarse el 2-0, aunque luego su dominio fue absoluto. Murray se anotó una vez su saque (5-1), pero la remontada no pasó del intento.

Roddick se instaló junto a la red en el último set, con suerte irregular. Perdió de entrada sus dos primeros saques, ante un Murray espléndido con la derecha, y no pudo hacer valer su resto ante los cañonazos de su contrario, por lo que se vio pronto con un 5-0 en contra tan claro como el que había tenido a favor en la manga precedente.

También Murray cedió el juego del honor a Roddick y éste, en el siguiente, se jugó la bola de partido con una dejada a la que el escocés llegó antes de sentenciar el choque con un remate incontestable.

Mañana se enfrentarán el serbio Novak Djokovic y el ruso Nikolay Davydenko, que ganaron sus primeros partidos el domingo, y el francés Jo-Wilfred Tsonga y el argentino Juan Martín del Potro, que perdieron y por tanto se juegan su continuidad en el torneo.