Público
Público

El sortilegio de Negredo

Cambia de dorsal como terapia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo mejor de Negredo está guardado aún en Almería. Su halo aristocrático permanece retratado en un inmenso cartel en la estación de Santa Justa de Sevilla. De golpe, los viajeros que escapan de los andenes se estampan con enormes fotografías de alguno de los campeones del mundo como reclamo de un conocida marca de cerveza. Xavi, Silva, Sergio Ramos. Choca la presencia de Negredo. Ahí se mantiene con el 19 de La Roja que en el último momento le arrebató Fernando Llorente.

Dentro de la lista hasta la penúltima convocatoria, el delantero madrileño participó en la mayoría de rodajes publicitarios con vistas al Mundial. Su ausencia le arrancó de cuajo de los anuncios. Perdió el tren de la selección y parte del aura de figura con la que llegó al equipo. El fichaje más caro en la historia del club de Nervión resbaló en su primer año. No fue tanto el número de goles (15), como su actitud en algunos partidos importantes.

La gota que colmó el vaso fue la expulsión el último partido de Liga ante el Almería con el Sevilla jugándose el puesto de Champions. La federación le perdonó la sanción para que pudiera jugar la final de la Copa del Rey que no sirvió para cambiar la dinámica. Falló un gol ante De Gea, que terminó de cabrear al sevillismo. 'Confío en recuperar al mejor Negredo', dice Antonio Álvarez, su técnico.

De momento, no van mal las cosas. Ha visto puerta con facilidad en pretemporada

Después de ser el estandarte del Almería, tuvo que compartir protagonismo con Luis Fabiano y Kanouté. Ahora que se ha confirmado que el brasileño seguirá en el Sevilla, tendrá que manejar mejor ese reparto de tiempo entre los tres. El cachondeo con la mala racha de Negredo llegó hasta Cádiz. En el primer partido del Trofeo Carranza ante el Atlético falló un penalti decisivo. La grada la tomó con él en la consolación. El ariete repitió el gesto de Raúl en el Camp Nou cuando mandó callar a la grada. Sus dos goles silenciaron a los guasones.

Lo primero que ha hecho el ariete es dejar el fatídico 19 de la pasada temporada y cambiar al 18. 'A ver si me da más suerte', comenta. Su intención era lucir el 9, pero por antigüedad lo consiguió Perotti.

Aún así, de momento, no van mal las cosas. Ha visto puerta con facilidad en pretemporada. En el partido del pasado sábado en el Pizjuán, se ganó la ovación de la grada con su maniobra en el primer gol de Kanouté ante el Barcelona. 'Marcar no lo cambio por nada. Para un delantero, es su forma de vida'.