Público
Público

Un Sporting duro de roer

Al Valencia se le atragantan los asturianos, que vuelven a sacar tajada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

El partido de los centenarios fue un tostón en su primera parte y muy enredado después, pero siempre escaso de ideas. El Sporting tomó de nuevo la medida a Mestalla y amargó a los valencianistas, lentos y fiándolo todo al gol espasmódico que no llegó. Emery y Preciado cumplían cien encuentros en sus respectivos banquillos y, sobre el campo, nada de nada. El Sporting, un duro hueso de roer, maniató al Valencia, incapaz de crear ocasiones claras de peligro, si exceptuamos una muy tímida de Chori Domínguez y, la más clara, del debutante Gonçalves.

Los asturianos parecieron pulgas a lomos del paquidermo valencianista, guiados por Topal y Stankevicius, cuyos balones en largo daban contra el escudo rojiblanco. Tino Costa quedó aislado como un náufrago en el medio del campo, y ni Joaquín ni Mata dieron señales de vida por los costados. Preciado se frotó las manos, mientras Emery rebuscaba en su fondo de armario, con las estadísticas, eso sí, de su parte: no pierde en Mestalla desde octubre.

Soldado salió luego sustituyendo a Chori, que tiró la espinillera contra el banquillo. Su impotencia era la de todo el equipo valencianista, que en Mestalla, lejos de enamorar, pone a prueba el amor incondicional de la grada. El Sporting, pegajoso y muy aplicado en los marcajes, sacó de quicio al Valencia, que lo fió todo a una jugada esporádica, uno de esos ramalazos que suele tener en su estadio. Y, puestos a jugar a la desesperada, Emery hizo debutar al brasileño Gonçalves.

El Sporting puso más cemento en su muro para contener el arreón de los valencianistas, que hincaron los codos al final, como los malos estudiantes. Toda la intensidad se concentró en el último cuarto de hora, con los asturianos acorralados en su área y el Valencia, a la desesperada. A trancas y barrancas, tuvieron sus oportunidades Tino Costa y Soldado, pero el Sporting aguantó la carga ligera y la volvió a liar en Mestalla, donde ha sacado tajada en los tres últimos años.

Valencia: Guaita, Miguel, Stankevicius, Ricardo Costa, Mathieu, Topal, Tino Costa, Joaquín, Domínguez (Soldado, m.55), Mata (Pablo, m.69) y Aduriz (Jonas, m.79)

Sporting: Cuéllar, Lora, Botía, Iván Hernández, Canella, Eguren, De las Cuevas (Nacho Novo, m.83), André Castro, Nacho Cases, Diego Castro (José Ángel, m.89) y Sangoy (Bilic, m.72)

Árbitro: Clos Gómez (colegio aragonés). Amonestó por el Valencia a Topal.