Público
Público

El sublime y frágil Cesc

Marca dos goles y se lesiona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cesc llevaba varios días acaparando toda la información del Arsenal, tanto por su posible reaparición en el partido de ayer ante el Aston Villa como por las palabras del pasado sábado de su presidente, Peter Hill-Woods, con las que aseguró que el comportamiento del Barça para fichar al capitán gunner estaba siendo 'irrespetuoso y tedioso'.

Con su nombre en boca de todos, Wenger tiró de él a los 57 minutos, en sustitución de Denilson, para desatascar el choque. El 4 reaparecía tras su lesión y dio toda una exhibición futbolística en los 27 minutos que estuvo sobre el césped del Emirates Stadium. Marcó el primer gol local al ejecutar con maestría un lanzamiento de falta (m. 65) y culminó su actuación anotando el segundo en un contragolpe (m. 81). Es su noveno tanto en el campeonato. Lo malo es que recayó de su lesión.

Mientras celebraba el tanto, el centrocampista español se dio cuenta de su desafortunado percance y pidió voluntariamente el cambio a su entrenador. Wenger torció el gesto en la banda, consciente de que vuelve a perder a su mejor activo, y le retiró inmediatamente del campo (m. 84). A falta de lo que confirmen las pruebas médicas, Cesc podría perderse, al menos, los dos próximos encuentros de su equipo.

El 3-0 coloca a los gunners a cuatro puntos del líder, el Chelsea

El Arsenal, ya sin Fábregas, redondeó el triunfo con un gol de Diaby. El 3-0 coloca a los gunners a cuatro puntos del líder, el Chelsea, con un partido menos. El Aston Villa del español Cuéllar ocupa la cuarta plaza. El partido de ayer era especialmente importante porque ambos equipos estaban jugándose el tercer puesto y, sobre todo, no perder la estela del primero.

Por su parte, el Manchester United cumplió con lo esperado y se impuso sin muchos apuros a domicilio al Hull City (1-3), penúltimo. Además, con el triunfo de ayer Ferguson y los suyos rentabilizaron el tropiezo del sábado del Chelsea, que empató en Birmingham (0-0), para ponerse a tiro del liderato de la competición inglesa. El Manchester United ya está a dos puntos del cuadro que dirige Ancelotti.

Rooney fue el artífice del triunfo visitante. El delantero intervino en los tres goles de su equipo. Firmó el primero en el tiempo añadido de la primera parte, propició el segundo, que se introdujo en su propia meta Dawson para deshacer el empate establecido por Craig Fagan, de penalti, y asistió al búlgaro Berbatov, que marcó el tercero.