Público
Público

El sueño dorado de Lochte

El estadounidense debería participar en 100 y 200 espalda, 200 y 400 estilos, 100 y 200 libre y los tres relevos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los sueños se contagian. A fuerza de compartir piscinas, podios, relevos, éxitos y fracasos, Ryan Lochte se va acercando cada vez más a la leyenda de su compañero de selección Michael Phelps. Y también a su obsesión por los retos más difíciles. Lochte, convertido estos días en el nuevo número uno de la natación mundial, acaricia un impresionante sueño para los Juegos Olímpicos de Londres. Phelps ganó ocho oros en Pekín hace tres años. Ahora Lochte quiere nueve, es el reto que se ha autoimpuesto para la cita inglesa.

Hagamos historia. 1972, Mark Spitz logra siete medallas de oro en los Juegos Olímpico de Munich. 2008, Michael Phelps lidera al Dream Team de la natación mundial al lograr ocho medallas de oro en el Cubo de agua de Pekín. Ocho metales que se suman a los seis que logró en Atenas 2004.

'Antes de nada, hay que estudiar muy bien los horarios', avisa Lochte

En la capital china Phelps logró oros en 100 y 200 mariposa, 200 y 400 estilos, 200 libre, y los relevos 4x100, 4x200 libre y 4x100 estilos. En Atenas había nadado las mismas pruebas, pero en 200 libre y 4x100 libre solo logró el bronce.

¿Qué pruebas nadará Lochte en Londres? Pues las mismas que Phelps pero con dos variaciones. Lochte cambia la mariposa por espalda y añade los 100 metros libre.

Las posibilidades de Lochte varían mucho prueba a prueba. En 200 y 400 estilos, su probabilidad de victoria es realmente elevada. En 200 espalda, también. Sin embargo, en los 100 espalda el nuevo rey de la natación tendrá difícil no sólo el oro olímpico sino el hecho de ganarse el billete olímpico en los temidos Trials [pruebas de selección] de su país. En los 200 libre y los tres relevos las opciones de lograr el oro son buenas. El reto se complica en los 100 libre. Le costará muchísimo clasificarse para los Juegos.

Bowman, técnico de Phelps: 'Ryan puede hacerlo, ¡pero es tan difícil!'

A Lochte le han preguntado sobre la posibilidad de ganar nueve oros en Londres. ¿Cómo lo ve? 'Lo primero es estudiar muy bien los horarios. Es posible afrontar nueve pruebas, pero lo difícil es hacerlo al nivel de los Juegos Olímpicos. Si lo piensas, lo que hizo Michael [por Phelps] es sorprendente, increíble. Pero otros también pueden hacerlo, ¿por qué no?', responde Lochte sin hablar de sí mismo.

¿Qué opinan los técnicos? 'Creo que Lochte sí puede lograrlo, ¡pero es tan difícil!', señala Bob Bowman, el entrenador de Phelps. 'Hay que recordar que Michael ganó una de las pruebas en Pekín por sólo una centésima y que los relevos siempre son imprevisibles', sentencia Bowman, el hombre que diseñó de forma meticulosa la difícil apuesta de 2008.

En declaraciones a Sports Illustrated, Bowman recuerda que hay una sola forma de lograr un reto de este calibre. 'La única manera de conseguirlo es estando impecablemente preparado, nadando tu mejor carrera cada vez y teniendo suerte. Y eso es lo que sucedió en 2008 con Phelps. Por eso, con Lochte digo que es posible que lo consiga, sí, pero es muy difícil', concluye Bowman.

Los Mundiales de Shanghai reflejan a la perfección dos situaciones. La primera, que Lochte está en un grandísimo momento de forma, el mejor de su vida. Y la segunda, que Phelps se encuentra aún a medio gas, con un ojo puesto en los Mundiales pero el otro ya fijo en Londres. Los dos tienen grandes planes para los Juegos, ambos sueñan con lograr muchos oros olímpicos en 2012. Pero los dos saben perfectamente dónde está el principal obstáculo para su hazaña. Lochte es el obstáculo de Phelps. Y Phelps, el obstáculo de Lochte.