Público
Público

La suerte necesaria para hacer justicia

El Barca de los seis títulos, como se le llamará a partir de ahora, siempre ha tenido de lado los méritos del fútbol y la justicia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fortuna merecida

Premio para el mejor.El Barca de los seis títulos, como se le llamará a partir de ahora, siempre ha tenido de lado los méritos del fútbol y la justicia, pero todo este tipo de cuestiones en un juego donde la intervención del azar es mucho mayor de lo que podamos pensar -que es mucha- ha tenido casi siempre el soporte de la buena suerte, pero cuando ésta sólo acude para ponerse del lado del que se lo merece, sin obviarla, no debemos más que citarla: el penalti parado por Pinto en la Copa a Martí, el mal despeje de Essien en el gol de Iniesta ante el Chelsea, los goles de Pedrito ayer y en el último tramo de la final de Supercopa... Pero, reitero, siempre para premiar al mejor.l

Tan decisivo como ofuscado. Cada día ayuda a jugar más a ganar, pero cada día dificulta más el juego. No sólo no se abre a banda ni se sujeta a espaldas de sus rivales, no, ya ha llegado más lejos: cada vez más recorre el campo tras el balón. Tanto, tanto, que durante el partido recibió más pelotas por delante de los medios centro que a sus espaldas. Incluso se están produciendo situaciones en las que cuando no se la dan y el circuito del juego de posición sigue, él se queda por detrás del balón como si fuera un centrocampista de contención que espera la posible pérdida de balón de su equipo. Si quiere elegir luchar contra el mundo, siempre será mejor por fuera, ¿no?

Dudosas virtudes. Los críticos suelen ser malos con los activos y benevolentes con los reactivos cuando juegan contra el Barça. Los equipos, ante los azulgrana, como el Real Madrid y Estudiantes de La Plata, se colocan a sí mismos vritudes del tipo 'líneas juntas', 'disciplinados', 'serios', 'compactos', 'sólidos', 'buenos en el contraataque'...