Público
Público

Todo sobre la Super Bowl, menos la Super Bowl

Los anuncios más costosos, los fallos al cantar el himno y el estadio convertido en una gigantesca discoteca por los Black Eyed Peas, los protagonistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un año más, todo lo que rodea a la Super Bowl genera una tremenda expectación, al margen del partido en sí.

Si en Estados Unidos la Super Bowl es casi una fiesta nacional, una buena parte del resto del mundo se suele quedar con el resto de detalles.

Un estadio -el Cowboys Stadium en Arlington (Texas)- prácticamente repleto; un gran fallo -otro más- con el himno; y una discoteca gigante con el 'Halftime Show' (el show del descanso) fueron los protagonistas de este año, anuncios mención aparte.

Desde el principio, como siempre, antes de comenzar, el himno de Estados Unidos, cantado esta vez por la actriz de la popular serie Glee Lea Michele y por la cantante Christina Aguilera.

Si a la primera no hay nada que objetarle, contra Aguilera se ha levantado media Red de Estados Unidos por equivocarse al cantarlo.

Christina Aguilera confundió una estrofa del himno ante la pitada generalizada Aguilera confundió una estrofa del himno: En vez de cantar 'O'er the ramparts we watched, were so gallantly streaming?' cantó 'What so proudly we watched at the twilight's last gleaming?'.

Christina Aguilera confundió una estrofa del himno ante la pitada generalizada 

La pitada generalizada en el Cowboys Stadium fue tremenda, e instantes después las críticas contra Aguilera arreciaban en Internet. 'Christina Aguilera, si vas a cantar el himno nacional antes del mayor evento de televisión de la historia, apréndete las palabras. Sí, todas', era uno de los comentarios que se podían leer en Twitter. 

Tras la primera parte llegó el show del descanso, en el que los Black Eyed Peas convirtieron en el estadio en una gigantesca discoteca con la ayuda de el guitarrista Slash (mítico ex de Guns N' Roses) -que fue la sorpresa de la noche-, el cantante Usher y una impresionante coreografía de cientos de bailarines.