Público
Público

Surgen dudas sobre la asistencia que recibió Simoncelli

Al piloto no se le inmovilizó el cuello, la ambulancia no estaba a pie de pista y la camilla se cayó durante el traslado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quizá la muerte de Marco Simoncelli era inevitable. La fortaleza del impacto, la pérdida del casco, las motos de Edwards y Rossi pasándole por encima..: todas las circunstancias se volvieron en contra del piloto italiano. 

Era difícil sobrevivir a un accidente así. Sin embargo, en Italia han surgido voces críticas con la asistencia que recibió el piloto italiano en los momentos inmediatamente posteriores al accidente. En cualquier caso, éste va a ser investigado a fondo entre otras razones para esclarecer cómo pudo perder el casco Simoncelli.

En una carta publicada por el diario La Repubblica, un veterano trabajador del servicio de emergencias italiano, Paolo Venturi, critica la 'manera inadecuada' en la que fue atendido y trasladado Simoncelli.

Según Venturi, recuerda que el protocolo de los servicios de emergencia establece que 'el médico debe evaluar la condición del piloto y si es necesario se le traslada con el máximo cuidado, siempre protegiendo la columna e inmovilizando su cuello'.

Nada de es eso ocurrió: tendido sobre el asfalto, cuatro hombres le subieron en una camilla pero no le prestaron primeros auxilios necesarios ni inmovilizaron el cuello y la columna del piloto, como manda el manual.

La ambulancia no accedió a la pista, sino que permaneció detrás de una valla. Hubo que trasladar a Simoncelli unos cincuenta metros y sortear el obstáculo, cuando lo lógico hubiera sido que el vehículo se hubiera acercado hasta donde estaba él.

Por si esto fuera poco, a los cuatro miembros del equipo de emergencia, cuatro hombres con mono y peto, se les cayó la camilla durante el trayecto, tal como se aprecia en la foto que ilustra esta información.

Los médicos del circuito estuvieron 45 minutos tratando de reanimar a Simoncelli. El piloto había entrado en parada cardiorrespiratoria a causa del brutal impacto. Las lesiones eran muy graves.

Todo el mundo asume que su muerte era inevitable, pero la denuncia ha prendido en Italia y muchos se preguntan si se hubiera podido hacer más por Simoncelli.