Público
Público

Suspendido el Celta-Real Madrid a causa del temporal que azota Galicia

Parte de la estructura de la grada de Río del estadio de Balaídos ha resultado dañada. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Parte del techo de la grada de Río de Balaídos ha perdido la cubierta. / EFE

El partido que iban a disputar el Celta de Vigo y el Real Madrid ha tenido que suspenderse a causa del temporal que azota a Galicia y que dañó parte de la estructura de la grada de Río del estadio municipal de Balaídos.

El Ayuntamiento ha informado de esta cancelación motivada por la meteorología adversa, razón por la cual se canceló igualmente el encuentro que iban a disputar el Deportivo de La Coruña y el Betis en Riazor anoche.

Los técnicos del Ayuntamiento de Vigo estuvieron toda la mañana evaluando el estado de la cubierta metálica de Río, zona en la que habitualmente se ubican los aficionados visitantes. Antes de que se decidiese la suspensión del encuentro, Eduardo Toto Berizzo, señaló que "lo prioritario es el cuidado del espectador".

"Hay un temporal realmente interesante y ojalá las medidas de seguridad se cumplan", añadió el técnico celeste. "Que se piense en los aficionados, ellos deben de ser los protegidos, los equipos esperaremos a cuando nos digan que hay que jugar".

Dépor y Betis buscan fecha

El Deportivo ha indicado en un comunicado que en coordinación con LaLiga y el Betis "próximamente se buscará nueva fecha y hora para disputar el partido" que se iba a jugar ayer y que ha sido suspendido por los desperfectos en la cubierta de Riazor.

"El temporal de viento que afecta a la costa de Galicia en las últimas horas ha causado importantes desperfectos en la cubierta del Estadio Municipal de Riazor, especialmente la de la grada de Pabellón Superior. También la grada de Marathón Superior se ha visto afectada por el viento", explicó el Deportivo en el comunicado.

El club señaló que "cientos de trozos de uralita se han desprendido de la cubierta de Riazor, cayendo en las calles aledañas al estadio, en la explanada entre el Palacio de los Deportes de Riazor y el estadio y en el propio césped del municipal coruñés".

También expuso que "para garantizar la seguridad de los espectadores, jugadores y resto de profesionales que acuden al estadio de Riazor, y a la vista de los informes técnicos del estado de las cubiertas, previsiones meteorológicas disponibles y el aviso municipal de cancelación de las actividades deportivas en la zona de Riazor, se aplaza el partido".

Además, el Deportivo, que hizo hincapié en "el importante deterioro de las cubiertas", recordó que ese es el "único elemento cuyo mantenimiento es responsabilidad del Ayuntamiento de A Coruña y sobre el que el Real Club Deportivo no puede llevar a cabo ningún tipo de actuación". El aplazamiento del partido, según los responbles del equipo, "obliga a tomar una decisión que conlleva importantes costes de imagen al club, a LaLiga y a la propia ciudad, pero en la que se quiere poner por delante la seguridad de todos".