Público
Público

El tango fue alemán

Alemania da un baile histórico a la Argentina de Maradona con una exhibición de toque y fútbol ofensivo y colectivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El alemán Miroslav Klose marca el segundo gol para Alemania contra Argentina. EFE

 

El tango fue alemán, como la pelota, que en el Mundial 78 de Argentina también fue bautizada con el nombre de esa música melancólica de giros bruscos que arrancan severos del bandoneón. El fútbol se ha travestido con Alemania.

Con una generación de talentos que ha sabido comprender la revolución que inició Klinsmann y ha continuado Loew, su sucesor. Alemania bailó cadenciosa en sus circulaciones. Argentina lloró, como Brasil, que perdió el gobierno de la posesión. Ahora reside en España y en esta nueva Alemania.

Una selección a la que no se le ha caído la mística, pero que ha emprendido un camino maravilloso hacia la estética. Alemania empuja como siempre y la toca como nunca. Sus primeros 20 minutos fueron primorosos. Anunciaron esa paliza mundial con Schweisnteiger, Khedira, Özil y Podolski haciendo triangulitos burlones. Sí, Alemania en el potrero, con toque porteño. Tac, tac, tac, tac.

Argentina estaba ciega ante esa estética mareante. No veía la pelota. Una de esas secuencias tempraneras pusieron cara a cara Podolski con el novato Otamendi. Un zig-zag con la cadera. Falta obligada. Schweinsteiger a la rosca. Müller al remate, al primer palo. Con el 13 a la espalda, el mismo que el Torpedo Müller. La misma sagacidad para intuir antes que nadie las coordenadas del gol, para anticipar donde se cruzan las trayectorias de la intención y la solución.

Tres minutos y el duelo respondía a los cinco mundiales que sumaban entre las dos selecciones y a tantas batallas legendarias dirimidas entre ellas. Argentina nunca había ido por detrás en el marcador en este Mundial. Así que llegó la hora de medirla de verdad. Con el campo cuesta arriba, la pelota en bota ajena y un contrario con pedigrí. Decepcionó. Fue monótona, tanto como Messi.

Loew no cayó en la misma trampa que sus predecesores. No dejó que Messi recibiera para arrancar desde el círculo central. Maradona rastreando sus mismas huellas del gol a Inglaterra, le ha hecho jugar ahí todo el campeonato. Pero Loew obligó a Klose y a Khedira a hacerle una pinza. Messi recibía, pero no podía arrancar. Se acabó Argentina, a la que esta vez las conducciones en velocidad la hicieron estrellarse. Di María puso en cuarentena los 25 millones que ha pagado el Madrid por él. La presión le hace deslabazarse en el dribling. Ni a derecha ni a izquierda dio sensación de grandeza. Anunciaba mucho y moría con tiritos a las manos de Neuer.

Maradona parecía buscar en su archivo interior soluciones. Reflexionaba buscando una genialidad, un fogonazo. Pero no. El tiempo pasó. Las botas las llevan otros y ayer estaban espesos. Maxi enseñó que no tiene peso ni fútbol para armar juego. Mascherano se encontró con Khedira y Schweinsteiger. Uno roba y toca fácil y el otro construye desde un excepcional golpeo de balón en largo y en corto, a media altura o en parábolas.

Amagó Argentina con un dominio rutinario en el segundo tiempo, pero eran carne de cañón. Alemania esperaba replegada y fresca. A la mínima que pudo volver a diseñar una secuencia de toques mató el partido. Burreó a Argentina en la frontal del área hasta que apareció el agujero por la izquierda y Podolski asistió a Klose, que igualó a Müller con 14 tantos en los mundiales y ya está a uno de Ronaldo. Otra leyenda del gol fría este Klose. Cazó también el cuarto, que rompía los límites entre la goleada y la humillación. Entre una simple paliza y el baile. Aunque el mejor balanceo fue el de Schweinsteiger en el tercer tanto. Se plantó en la línea de fondo tras pulirse a tres argentinos por el camino antes de asistir a Friedrich. Pareció Messi. Fútbol travestido....

 

Argentina: Romero; Otamendi (Pastore min. 69), Demichelis, Burdisso, Heinze, Mascherano, Maxi Rodriguez, Di Maria (Aguero min. 75), Messi, Tévez, Higuaín.

Alemania: Neuer; Lahm, Friedrich, Mertesacker, Boateng (Jansen min. 72), Mueller (Trochowski min.84), Khedira (Kroos mi. 78), , Podolski, Ozil, Klose.

Goles: 0-1, min. 3. Muller, 0-2, min. 68. Klose, 0-3, min. 74. Friedrich, 0-4, min. 89. Klose.

Arbitro: Ravshan Irmatov (UZB), amonestó a Otamendi (min.10), Mascherano (min 79) por parte de Argentina y a Muller (min. 35) por parte de Alemania.

Estadio: Green Point Stadium de Ciudad del Cabo.