Público
Público

Tarjeta amarilla al Sevilla por el botellazo a Casillas

Competición apercibe con el cierre del Sánchez Pizjuán y con una multa de 6.000 euros "en caso de reincidencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ha zanjado el asunto del botellazo a Iker Casillas con una tarjeta amarilla. El organismo ha decidido apercibir al club con el cierre de sus estadio y con una multa de 6.000 euros 'en caso de reincidencia'.

Al término del encuentro Sevilla-Real Madrid (0-1), disputado en la noche del último 26 de enero, el portero del conjunto madrileño cayó sobre el terreno de juego, cerca del punto de penalti de la portería que defendía, tras recibir un golpe en la cabeza por una botella lanzada desde las gradas.

Incidente que fue recogido por el acta arbitral, en su apartado de 'Público', con los siguientes términos: 'Una vez finalizado el encuentro, fue lanzada desde uno de los fondos donde había ubicados seguidores del club local una botella de agua pequeña, impactando en la cabeza del dorsal nº 1 del Real Madrid Club de Fútbol D. Iker Casillas Fernández, el cual se encontraba en el terreno de juego'. 'El jugador no presenta ninguna lesión como consecuencia del hecho, según nos confirma su delegado instantes después en el vestuario arbitral', concluía el acta del colegiado.

El Comité de Competición ha decidido , en aplicación del artículo 101 (alteración del orden del encuentro de carácter grave) y en relación con el 15 (Responsabilidad de los clubes), del Código Disciplinario de la RFEF, multar y apercibir al Sevilla 'de clausura de sus instalaciones deportivas en caso de reincidencia'.

'Si ésta se produjere durante la misma temporada, el club incurrirá en la sanción de clausura de su terreno de juego durante uno a dos partidos, con multa accesoria en cuantía de hasta 6.000 euros', termina el citado artículo. 

Por otro lado, Osasuna ha sido sancionado con una multa de 602 euros en relación a la aparición de balones lanzados desde las gradas sobre el terreno de juego, que interrumpieron en tres ocasiones su partido liguero contra el Real Madrid del domingo pasado.

Según se refleja en el acta arbitral del Osasuna-Real Madrid (1-0), disputado en la noche del último domingo y correspondiente a la vigésima primera jornada, durante 'la segunda parte del encuentro se lanzaron en tres ocasiones balones, desde la grada situada en un fondo donde se encontraban seguidores del equipo local, teniendo que detener el juego en dos ocasiones por este motivo'.

'Tal circunstancia produjo la correspondiente advertencia por megafonía para que cesaran dichos lanzamientos', se añade en el acta arbitral.