Público
Público

El Tau comienza el 'Top-16' con una sufrida victoria ante el Lietuvos

Los vitorianos notaron el cansancio de la Copa en la segunda parte, en la que estuvieron a punto de sucumbir ante el Lietuvos (81-84)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tau Cerámica logró la primera victoria (81-84) en el 'Top-16' de la Euroliga en la cancha del Lietuvos Rytas, que vendió muy cara su derrota a pesar de que los vascos lograran irse al descanso con una ventaja de once puntos que vieron peligrar en el último cuarto por culpa del cansancio.

Llegaba el Tau con la intención de limpiar su imagen después de la derrota sufrida el pasado domingo en la final de la Copa del Rey ante el DKV, y dispuesto a comenzar con buen pie la segunda fase de la competición. Así, saltó a la cancha convencido de sus posibilidades y olvidándose del cansancio, que comenzó a notarse en el último cuarto de un partido que los de Spahija inclinaron en el segundo periodo.

La igualdad marcó el primer cuarto del partido. Ninguno de los dos fue capaz ni de dominar el juego ni de abrir ventaja en el marcador, en parte por el respeto que se mostraron mutuamente sobre la cancha. En los primeros diez minutos de juego, los ataques se vieron superados por las defensas, que se mostraron muy sólidas, obligando siempre a lanzamientos complicados que no fructificaron.

Los de Spahija encontraron la manera de bloquear a los lituanos y les infligieron un parcial de 0-8 al comienzo de los segundo diez minutos. Sus jugadas ofensivas lograron más efectividad, gracias a la velocidad con la que comenzaron a mover el balón, y se tradujeron en tiros más simples o faltas personales que tuvieron la fortuna de anotar.

De esta forma, el Tau comenzó a dominar el partido con Splitter y Muoneke como grandes artífices, grandes protagonistas bajo los tableros de ambos lados. Su actuación, permitió a los suyos irse al descanso con una ventaja de once puntos que vaticinaba un partido más cómodo para los vascos.

El Lietuvos empujó mucho en la segunda parte 

Sin embargo, tras la reanudación, el técnico de los vitorianos introdujo un equipo muy similar al del primer periodo, dando descanso a Splitter y Muoneke y su equipo lo notó. Frío, el Tau Cerámica fue incapaz de mantener el nivel en los primeros compases del tercer periodo y el Lietuvos logró remontar hasta colocarse a un sólo punto.

Viendo reducida su ventaja, Spahija dio entrada de nuevo a Splitter, fortaleciendo la defensa de su escuadra. Con esto, y con Rakocevic y Teletovic a su nivel, el Tau volvió a irse, aunque su rival se resistió a dejarle marchar después del trabajo realizado unos minutos antes. Con todo y a pesar de llevarse el parcial del cuarto, 24-21, no pudo impedir que se llegara al último cuarto con una ventaja de ocho puntos a favor de los españoles.

El cansancio acumulado empezó a hacer mella en el decisivo cuarto y el Tau vio mermado su ataque, más improductivo que en lo que se llevaba de partido. Otra vez, vio como los locales, envalentonados por su público, volvían a acercarse, esta vez con un Hollis muy acertado. Spahija decidió hacer rotaciones para dosificar a sus jugadores y hacer rentable la ventaja que tanto esfuerzo había costado abrir.

El Tau pudo mantener su objetivo hasta los últimos minutos del partido, momento en el que su victoria comenzó a peligrar seriamente. El Lietuvos llegó a colocarse a sólo tres puntos y los vascos parecían completamente superados, deseosos de que sonara el bocinazo final. Su ataque se convirtió en prácticamente nulo, mientras Hollis seguía haciendo viable el triunfo local en el último momento. Por suerte para los vitorianos, no fue así y la victoria acabó en campo visitante, 81-84.