Publicado: 04.10.2015 23:04 |Actualizado: 04.10.2015 23:04

Temblor de piernas del Villarreal

El líder cae derrotado en el Ciutat de Valencia (1-0). Deyverson dio la victoria al Levante en el 82. El Athletic remonta (3-1) a un Valencia sin rumbo. El Betis gana en Vallecas (0-2).

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El delantero argelino del Levante Nabil Ghilas (d) ante el portero del Villarreal, el francés Alphonse Aréola (2i). /EFE

El delantero argelino del Levante Nabil Ghilas (d) ante el portero del Villarreal, el francés Alphonse Aréola (2i). /EFE

MADRID.- El Levante ha protagonizado la sorpresa del día al ganar al líder Villarreal en el Ciutat de Valencia (1-0) y conseguir la primera victoria del curso, aunque no sale de puestos de descenso en una jornada que también ha dejado las meritorias victorias de Betis y Athletic de Bilbao ante Rayo Vallecano (0-2) y Valencia (3-1), respectivamente.

El Villarreal, que estrenaba el liderato, perdió su primer partido esta temporada (1-0) ante un Levante que creció con el paso de los minutos e hizo bueno el solitario tanto de Deyverson.



El encuentro comenzó con poca intensidad y muchas imprecisiones. Lejos de su mejor imagen, los amarillos fueron muy planos en ataque y comenzaron a sufrir al final del primer tiempo con las llegadas de los granotas, como la de Roger con la que se fueron al descanso. El 'submarino' quedó marcado en el minuto 37, cuando Jokic vio la segunda cartulina amarilla por una dura entrada sobre Iván López y se tuvo que ir a vestuarios.

En la segunda mitad no mejoró el equipo de Marcelino con diez hombres y el Levante, en su mejor versión en lo que va de Liga, puso en apuros a Areola en varias ocasiones. En el minuto 82 de partido, el equipo 'granota' hizo bueno el refrán y el cántaro finalmente se rompió. Deyverson apareció dentro del área y remató el centro de Ghilas para poner el 1-0 en el marcador.

El Athletic se aprovecha de un Valencia de capa caída

Por su parte, el Athletic de Bilbao consiguió los tres puntos al vencer al Valencia en San Mamés (3-1) en un partido que fue por fases donde los vascos dominaron las más trascendentales y los de Nuno no consiguieron disipar las dudas creadas esta temporada.

Antes del partido se homenajeó a Txetxu Rojo, en el día en el que se cumplían cincuenta años de su debut con los leones. Este recuerdo debió alentar a la afición y, sobre todo, a los jugadores rojiblancos que comenzaron con un dominio total del partido. En el primer cuarto de hora, el Athletic tuvo profundidad y ocasiones cerca de la portería de Domenech, y consiguió anular la salida de balón del Valencia.

Cuando mejor estaba el Athletic, los 'ché' avisaron con un disparo lejano de Feghouli que obligó a Iraizoz a emplearse a fondo para atajarlo y terminaron por sacudirse toda la presión con un gol de Dani Parejo al saque de una falta en el pico izquierdo del área con gran calidad.

Con un encuentro muy intenso y más equilibrado, el conjunto vasco utilizó sus armas y su potencial aéreo para poner las tablas con un corner que remató Laporte en el segundo palo tras una prolongación involuntaria de Negredo. Tras el descanso, la garra de los rojiblancos se impuso poco a poco. A falta de media hora, Susaeta marcó el segundo tras una buena maniobra de Aduriz y puso a los leones por delante.

Precisamente el delantero, que lo había buscado en varias ocasiones, consiguió sentenciar el encuentro tras un buen robo en el centro del campo en la salida de balón del Valencia. A partir de ahí y hasta el final, los de Nuno intentaron disminuir las diferencias pero no tuvieron éxito y se fueron de vacío de San Mamés.

El Betis asalta Vallecas

Por la mañana, el Betis asaltó el Estadio de Vallecas (0-2) con un gran trabajo en todas las líneas que le permitió anular las intentonas de los locales para remontar el encuentro, en lo que era la vuelta de Pepe Mel, que cumplía 300 partidos en el cuadro andaluz -tanto de jugador como de entrenador- a la que un día fue su casa.

En la primera parte, los visitantes realizaron un gran trabajo táctico, posicionándose muy bien sobre el terreno de juego e imposibilitando los ataques rayistas que se multiplicaron con el marcador en contra, aunque no encontraban soluciones para descolocar al equipo verdiblanco.

Muestra del trabajo que realizó el Betis fue la actuación en los primeros 45 minutos de Westermann. En tareas defensivas fue un pilar fundamental para frenar a los locales y, además, se animó a subir al ataque obteniendo el premio de un gol para su equipo. El central subió desde su posición y definió muy bien llegando desde atrás en carrera y sorprendiendo a Toño.

En la segunda mitad, el guión fue parecido. Jémez optó por dar entrada a Lass para intentar ganar en profundidad, aun así, el equipo franjirrojo no llegó con peligro y lo pagó. A media hora del final un desajuste en defensa de Zé Castro lo aprovechó Cejudo que se internó en el área y dejó el balón a Rubén Castro, que solo en el punto de penalti puso el 0-2 en el marcador. El Rayo lo intentó pero sin fortuna topándose una y otra vez con el muro que los andaluces pusieron en el área.

De esta manera, el Betis encadena dos victorias consecutivas, las dos fuera de casa, y ya tiene 11 puntos en el casillero, mirando más a zona europea que al descenso. Por su parte, el Rayo Vallecano demuestra que le está costando en exceso conseguir puntos en su estadio, solo cuatro de 12 posibles, y se sitúa en la mitad baja de la tabla.

Etiquetas