Público
Público

"Temo que le den una hostia a Cristiano"

El técnico portugués pisa el acelerador de la competitividad y no da tregua a su estrella pese al riesgo de una nueva lesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Cristiano, titular. El partido es difícil desde el primer minuto'. Mourinho ha pisado el acelerador de la competitividad. Así que no hay tregua ni para Cristiano, cuya reaparición se esperaba para recibir al Ajax el próximo miércoles. Primero, sorprendió su inclusión en la lista, pero el silencio que se apoderó de la sala de prensa de Valdebebas respondió a la tremenda estupefacción que generó el anuncio tan seco como rotundo de su titularidad.

'El departamento médico me ha dicho que está al cien por cien y el jugador también me ha dicho que está bien. Su riesgo es el mismo que el de otros jugadores, el temor de una lesión existe siempre, pero como el jugador está bien, juega. Y como es un partido difícil, va a jugar desde el primer minuto', insistió Mourinho,que si hoy no se afeita, por primera vez lucirá en el Bernabéu esa barba blanquecina de dandi cuarentón. Además de por no rasurarse, el entrenador portugués dio señales de recuperar por completo el personaje que aún no ha visto la hinchada merengue. Su entonación era la de un taciturno que esconde un volcán interno. Meditaba las respuestas, las acompañaba de silencios reflexivos y repetía las palabras: 'Temo, temo..., temo que a Cristiano le metan una hostia y le suceda lo mismo que ante el Mallorca. Le puede pasar a cualquiera, pero más veces a los mejores, a los más fuertes; sin embargo, es una situación normal del fútbol'. Sin más. Puro fútbol y pura competitividad.

La repentina titularidad de Cristiano es el pistoletazo de salida definitivo a la era Mourinho. Es un mensaje de su voracidad competitiva destinado al vestuario, a la grada y a los despachos. No hay vuelta atrás. Ya va con todo y en esas ni contempla ni se frena ante el riesgo de lesiones de sus estrellas. Si Cristiano está para jugar, juega y si se lesiona, se ha lesionado. Mourinho enseñó ayer el perfil del general que sabe que no hay batalla sin sangre propia. También sacó a relucir sus aires de sobrado cuando escuchó una pregunta que esperaba hace tiempo: '¿Que en el Bernabéu no vale sólo con ganar? ¿Y en San Siro? ¿Y en Stamford Bridge?'. Luego, puso cara de duro y entonación de ganador agresivo cuando le preguntaron por su récord de ocho años sin perder un partido como local: 'Quiero puntos, no récords. Si en el minuto 80 vamos empate a cero o a uno, voy a arriesgar para lograr la victoria'.

El Madrid tiene muchas urgencias y van de la mano de las que tiene su entrenador. El Bernabéu lo examinará en su debut oficial y está ya dos puntos por debajo del Barça. Desde la perspectiva del club, la decepción embargó a Florentino Pérez en Mallorca, mañana hay asamblea y conviene celebrarla con el recuerdo amable de un resultado favorable y un fútbol atractivo.

Mourinho anunció que Pepe reaparecerá junto a Carvalho en el eje de la defensa, que Khedira jugará al lado de Xabi Alonso y que Higuaín acompañará a Cristiano. La alineación apunta a la intención de agradar a la hinchada, y los nombres de Özil y Pedro León aparecen entre los posibles titulares. Sobre Benzema y su proceso de rehabilitación, también habló Mourinho: 'Está en un momento en el que lo importante es su ambición por hacer bien las cosas y no estar contento por ser el segundo de Higuaín. Me gustó mucho su partido contra Bosnia, pero más que el gol, su trabajo para el equipo'. Más crudo parece que lo tiene Diarra, que no entró en una lista que contiene tres porteros.