Público
Público

Un Tiger barato

Woods no estaba fuera de los 50 mejores desde 1996

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una casa de apuestas británica ofrece una pobre cuota de 2,20 por euro arriesgado si Tiger Woods no vence ningún Grand Slam de aquí a diciembre de 2016. Hasta esa fecha se disputarán 20 majors, así que la confianza en que el golfista salga de su crudo invierno en el próximo lustro es minúscula. El cálculo está basado sobre la evidencia del que desde ayer no ocupa ni siquiera un puesto entre los 50 mejores jugadores del mundo.

Después de siete semanas sin participar en torneo alguno, tras no pasar el corte en el PGA Championship por seis golpes, el ex número uno reaparecerá esta semana en el Frys.com Open. En sus años de esplendor, este torneo era una baratija para Tiger, nada más lejos de su intención que participar en una competición con tan poco atractivo. La PGA estadounidense organiza cuatro eventos en octubre, denominados Fall Series, en los que aquellos jugadores que no han terminado entre los 125 mejores de la lista de ganancias tienen sus últimas oportunidades para lograr la tarjeta para la temporada que viene. Así que la nómina de participantes está pelada de las grandes figuras.

El ex número uno reaparece el jueves en un torneo menor estadounidense

Detrás de su inclusión, entre los participantes los rumores airean la posibilidad de que su agente, Mark Steinberg, ande en negociaciones con Frys para una esponsorización de larga duración. Desde que estalló el escándalo de su divorcio, el golfista ha perdido cinco contratos publicitarios y sus ingresos podrían haber caído hasta un 50%

Pese a todo ello, Tiger Woods tiene necesidad de salir al campo a competir después de casi dos meses de golf de salón. El mes próximo tendrá que disputar la Presidents Cup, competición de formato similar a la Ryder entre EEUU y el resto del mundo, excluido Europa, al ser una de las elecciones del capitán del equipo, Fred Couples. Justo ahora toca decir que Tiger ha cambiado de caddie y que el elegido ha sido Joe Lacava, precisamente encargado hasta hace muy poco de llevar los palos de Couples.

¿Y cómo se encuentra Tiger? A la vista de sus últimas declaraciones, bastante recuperado y mejor que nunca de sus maltrechas rodillas. Hay quienes sostienen que ahí radican todos sus problemas, que sus carencias físicas son un lastre insalvable para recuperar al mejor Woods. Además de esta incógnita sobre su estado de forma, el jugador anda inmerso en el delicado proceso del cambio de swing.