Público
Público

El título se pone a mil

Los candidatos al Mundial de 125 cc dirimen en Estoril el protagonista del podio 1.000 del motociclismo nacional. Márquez necesita ganar, y aventajar en 13 puntos a Terol y 8 a Espargaró para ser hoy campeón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El abuso no es sólo una sensación. Trasciende a los números. Se instala en la estadística para justificar el año dorado del motociclismo español. Tres títulos, el de 125 cc aún sin nombre entre los tres únicos candidatos (Márquez, Terol y Espargaró); 78 podios (33 victorias, 30 segundos y 15 terceros), nuevo récord nacional, a tan sólo tres cajones del hito histórico firmado por los pilotos británicos en 1967, entonces con cinco categorías en juego. Precisamente, ese mismo año, Gran Bretaña estableció la marca de 34 victorias en una temporada, plusmarca histórica que, de mantenerse la dinámica, superará España, ahora con 33, antes del epílogo en Valencia.

Un récord que podría confirmarse hoy en Estoril tras otra cifra mágica: los 1.000 podios del motociclismo nacional. Los españoles han necesitado 56 años para sumar 999 cajones entre el primero de Antonio Elizalde, con un tercer puesto en Montjuïc en 125 con una Montesa, y el último de Jorge Lorenzo, hace 15 días en Philip Island, sobre una Yamaha de MotoGP.

Entre el podio uno, de Elizalde, y el 999, de Lorenzo, han pasado 56 años

Sin embargo, el protagonismo del podio milenario apunta a la carrera del octavo de litro. La categoría en la que el trío Márquez-Terol-Espargaró atesora 15 de las 16 victorias del año. La cilindrada en la que en el 95% de los podios del curso han aparecido dos pilotos nacionales y se han rondado la decena de tripletes. Un dominio incontestable que ni siquiera el extraño fin de semana en Estoril parece cuestionar que la marca milenaria se conseguirá e incluso superará en la prueba de 125 cc.

'Lo más importante de todo es seguir centrado en el objetivo del título', asegura Márquez, undécimo de una parrilla establecida sin sesión de calificación, suspendida por la lluvia. Un orden basado en la media de los tiempos de los entrenamientos libres, que ha salpicado de nombres las posiciones de los tres candidatos. Terol, quinto; Márquez, undécimo, por delante de Pol Espargaró, duodécimo. 'No me preocupa salir el undécimo porque, si hago una buena salida, puedo recuperar una línea y con esta recta tengo la suerte de que este año la moto corre mucho y me puede ayudar mucho con los rebufos', esgrime Márquez, que se estrena hoy en Estoril. 'Soy un poco el que va más al azar', incide el actual líder, más preocupado de la posibilidad de una carrera en mojado que de la complicada suma de combinaciones que pueden certificar matemáticamente su título mundial en el trazado portugués.

Si Márquez gana la carrera y aventaja a Espargaró en más de 8 puntos (no terminar segundo) y a Terol en 13 (finaliza quinto o peor), el catalán se convertiría en el segundo piloto más joven de la historia (17 años), después de Capirossi, en conseguir un título mundial a lo largo de toda la historia del campeonato. 'Debo saber estar tranquilo', asume.