Público
Público

Un título sobre ruedas

Los neumáticos Pirelli, proveedor único, desconciertan aún a los equipos de F1

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rápidos, volubles y delicados, los nuevos neumáticos Pirelli ya están señalados como grandes protagonistas del Mundial que arranca el 27 de marzo en Australia. La marca italiana sustituye a la japonesa Bridgestone como suministradora única para los 12 equipos participantes. Por primera vez en 61 años de historia de la F1, todas las escuderías parten de cero. Ninguna de ellas calzó el año pasado las gomas salidas de la fábrica milanesa, cuya última participación data de 1991. El bólido y el piloto que mejor se ajusten a los nuevos neumáticos tienen medio título en el bolsillo.

Es la primera vez que ningún equipo tiene experiencia previa con la marca

Fernando Alonso lo vio claro desde la primera vez que se subió a su F150th hace 20 días en Cheste, sede de los primeros entrenamientos de pretemporada: 'Creo que lo que más influirá en 2011 son los neumáticos, así que debemos adaptarnos a ellos. El alerón móvil [otra novedad] dará dos o tres décimas, pero todos contaremos con un sistema parecido. En cambio, entre un tipo de neumático y otro puede haber ocho décimas de diferencia. Por eso hay que tener un coche muy versátil'.

Durante el campeonato, Pirelli fabricará unos 50.000 neumáticos, divididos en cuatro categorías, cada una de las cuales será distinguida de las otras merced a una banda de diferente color. Así, las superblandas irán en rojo, las blandas en blanco, las medias en azul y las duras en amarillo. En cuanto a las de agua, las intermedias se pintarán de rojo y las de lluvia extrema de amarillo.

A falta de los últimos entrenamientos del 8 al 11 de marzo en Montmeló, las escuderías no esconden el desconcierto provocado por el rendimiento de los neumáticos en los tests celebrados. Los Pirelli no sólo se desgastan mucho más rápido que los Bridgestone usados los últimos años, sino que su comportamiento es muy variable.

Las gomas nuevas pueden dar seis segundos respecto a las usadas

'El desgaste es secundario en comparación con los problemas de equilibrio del neumático declaró ayer Jarno Trulli, piloto de Lotus. Su comportamiento cambia de forma radical después de rodar apenas tres vueltas. Pirelli dice que han seguido las instrucciones de la FIA para fomentar el espectáculo, pero yo creo que les falta desarrollar más los compuestos'.

Alonso, menos duro pero más ilustrativo, asegura: 'Las diferencias entre las gomas son tan grandes que cuando coloques las nuevas puedes alcanzar diferencias de hasta seis segundos en relación a los coches que no hayan cambiado'. Ahí radica otra de las claves del campeonato: el número de paradas.

En varias carreras de 2010 algunos pilotos entraron a cambiar neumáticos una sola vez y por obligación así lo marca el reglamento. A partir del 27 de marzo los cálculos hablan de un mínimo de dos paradas, no será raro una más e incluso no se descartan cuatro pit-stop. Un guirigay estratégico que puede decidir más de un gran premio.

Los miles de cálculos que recalientan estos días los ordenadores de los equipos concluyen que una buena calibración y unas manos finas pueden alargar la vida de los Pirelli hasta seis vueltas respecto a los menos correctos. Un abismo sobre ruedas.