Público
Público

Toni Elías, título a la perseverancia

El piloto español, hoy campeón del mundo de Moto2, ha aspirado al título en múltiples ocasiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si algún calificativo le puede venir como 'anillo al dedo' al flamante campeón del mundo de Moto2, el español Toni Elías (Moriwaki), éste no puede ser otro que el título a la perseverancia.

Elías, nacido el 26 de marzo de 1983 en la ciudad barcelonesa de Manresa, ha pasado por prácticamente todas las cilindradas del campeonato del mundo, ha aspirado al título en todas ellas y, al final, se le ha escapado entre los dedos en muchas ocasiones. Aún llamándose Justicia de segundo apellido, éste no se la hizo como cabía esperar hace ya años, pero todos esos sinsabores, desde hoy, en Sepang, han quedado atrás.

Elías se inició muy rápido en el mundo de la competición y ya en 1993 acabó tercero el campeonato de Catalunya de minimotos, en donde una temporada después logró el subcampeonato. Menudo pero constante, Toni Elías, hijo del múltiple campeón de España de motocross del mismo nombre, se pasó de las minimotos a los ciclomotores y, durante tres años, continuó destacando en este tipo de competiciones hasta que decidió disputar con una Yamaha TZR 50 el conocido como 'Open Racc', un campeonato catalán destinado a promover a jóvenes valores del motociclismo.

Su carrera fue en constante ascensión y ya en 1998 decidió dar el salto a las motos de competición 'de verdad' para disputar el campeonato de España de 125 c.c. sobre una Yamaha de grandes premios y con apenas 15 años. Esa temporada logró sumar sus primeros puntos y terminar vigésimo tercero el campeonato.

Sus primeros años en las competiciones nacionales no fueron, desde luego, un camino de rosas, los problemas económicos para conseguir patrocinadores condicionaron en gran medida sus inicios, llegando incluso su madre, Mei, a tener que vender su propio coche -Volkswagen Golf- para sufragar parte de los gastos.

En su segunda temporada en el Campeonato de España del octavo de litro Toni Elías logró la tercera plaza final y se hizo acreedor a una invitación para disputar el Gran Premio de España y, en la misma temporada, acudir también a la última cita de la temporada, el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, en el que obtuvo sus primeros puntos al concluir decimocuarto la carrera.

El piloto catalán había aspirado al título en prácticamente todas las cilindradas 

Un año después comenzó su singladura mundialista en el octavo de litro para finalizar vigésimo la competición con un total de 24 puntos, en lo que fue su despegue definitivo al reclamar con su actuación la atención de Alberto Puig, por entonces metido ya a labores de asesor deportivo. Puig le incluyó en su proyecto 'Movistar Junior Team' junto a Dani Pedrosa y Joan Olivé para hacer la temporada completa de 125 c.c.

Su primer podio lo consiguió en el G.P. de Francia de 2001 y su primera victoria llegó en la mítica catedral del motociclismo, el circuito de Assen y se metió de pleno en la pelea por el título mundial, aunque al final de la temporada hubo de conformarse con la tercera plaza.

Los sinsabores finales de esa temporada dieron paso a su fichaje por el equipo del valenciano Jorge Martínez 'Aspar' para disputar el mundial de los 250 c.c. con Fonsi González Nieto como compañero de equipo. Logró varios podios y su primera victoria de la categoría en Japón para finalizar cuarto la temporada.

En 2003 acabó tercero después de ser el piloto que más grandes premios ganó -cinco-, pero una vez más el título se le resistió, por lo que en 2004 decidió cambiar de aires y se fue al equipo formado por Dani Amatriain con Honda.

Su primera incursión en MotoGP le llegó en 2005 de la mano de la escudería Fortuna Yamaha, con la que logró la duodécima posición final, pero su insatisfacción le hizo aceptar la oferta del italiano Fausto Gresini, con quien ha ganado ahora el título mundial de Moto2, para pilotar una de sus Honda RC 212 V con el también italiano Marco Melandri como compañero. Elías logró su primera victoria en un espectacular mano a mano final con el mismísimo Valentino Rossi en el circuito portugués de Estoril.

Un grave accidente en Assen le mantuvo alejado de la competición

Una temporada después y siempre en la misma escudería de Gresini, Toni Elías sumó dos podios antes de tener un grave accidente en Assen, el mismo escenario que años antes le encumbró, en el que se rompió una pierna y que le mantuvo alejado varios grandes premios de la competición.

Su aventura en MotoGP pasó por momentos muy discretos durante 2007, cuando aceptó la oferta de Luis d'Antín para pilotar una de sus Ducati Desmosedici con el francés Sylvain Guintoli como compañero de equipo. Se subió al podio en Brno y Misano pero al final regresó junto a Fausto Gresini para la temporada 2009.

Los compromisos de su escudería para el 2010 con Marco Simoncelli y Marco Melandri le dejaron sin moto en MotoGP, pero Fauto Gresini sabía que tenía a un campeón en ciernes en su escuadra y le montó un equipo para la nueva categoría de Moto2, en la que el piloto de Manresa ha sido el claro dominador durante toda la temporada.

Este título podría volver a abrirle las puertas del MotoGP

Simpático y querido por todos, al final Toni Elías ha logrado la justa recompensa a la que se había hecho acreedor, ser campeón del mundo y, por ende, esa circunstancia le puede volver a abrir las puertas de su regreso a MotoGP, probablemente de la mano de otro italiano, Lucio Cecchinello, en su escudería LCR, para la que esta temporada ha contado con los servicios del francés Randy de Puniet.