Público
Público

El toque de Florentino

El Madrid ficha del Werder Bremen a Özil, el empeño del presidente, por 15 millones de euros y seis temporadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde ayer, la zurda que encandiló a Florentino Pérez durante el pasado Mundial pertenece al Real Madrid. Özil vestirá de blanco las próximas seis temporadas después de que el Werder Bremen accediera a su traspaso por 15 millones de euros. El jugador, que percibirá unos cinco millones al año, quedaba libre la próxima temporada, pero al nuevo proyecto madridista le faltaba un creador para los últimos 20 metros, un futbolista con fantasía para endulzar la propuesta de Mourinho. Y también para satisfacer las exigencias estéticas del Bernabéu y del propio Pérez. 'Lo fichamos porque es un jugador de mucha calidad que nos dará fútbol', argumenta Valdano, director general del club y adjunto a la presidencia.

Sin Guti, con Kaká de baja hasta finales de año, Canales en fase de formación y Van der Vaart incluido en la lista de transferibles, en la zona más noble de Concha Espina había ciertos recelos con la configuración del plantel. Ni Pedro León, ni Khedira, ni Canales, ni Di María, ni Carvalho conforman el perfil de lo que Pérez considera un futbolista que transmita fantasía. Se puede decir que si Mourinho tiene a Carvalho, al que pidió con insistencia desde el primer día, Pérez tiene a Özil, al que persigue desde que le cautivara su delicada zurda en Suráfrica. Özil es su toque personal al equipo, su fichaje del verano. El cuerdo llegó poco después del mediodía tras una larga negociación. 'No podíamos retener al jugador si quería dar ese paso', dijo Allofs, mánager del Bremen.

La nueva estrella del fútbol alemán ha logrado que el presidente blanco se vuelque con su fichaje personalmente, tal y como en su día hizo con Figo, con Zidane, Beckham , Ronaldo y Benzema. Esta vez, Pérez no se desplazó hasta el domicilio particular de Özil como hizo con el punta francés la temporada pasada, pero sí citó al jugador y a su padre en su residencia de Madrid. 'Mi hijo y yo cerramos el fichaje en casa de Florentino. Nos invitó a su chalet y nos entendimos muy rápido. Nos gustó su predisposición para que mi hijo jugase en su club ', reconoció el progenitor en una entrevista concedida al diario turco Hurriyet.

Aunque Özil no era una prioridad para Mourinho, el portugués dio el visto bueno a su fichaje el pasado domingo a la vez que lanzaba otro dardo a Guardiola, que rechazó su contratación la semana pasada. 'Yo soy un entrenador normal, no diré no a la posibilidad de tener a un gran jugador si el Real Madrid llega a un acuerdo con él', dijo el técnico, que con esa afirmación también dejaba entrever que el fichaje no es suyo. Mourinho aprecia las cualidades del jugador, al que ve para jugar como mediapunta, pegado a la izquierda o incluso como segundo delantero: 'Puede dar más posibilidades al jugar en distintas posiciones, me gusta por su polivalencia'.

El club ha reconocido que el más vendible de todos es Van der Vaart por ser el más atractivo en el mercado. Ahora mismo, Mourinho cuenta con 26 jugadores en la plantilla y ya le sobra uno.