Público
Público

El torneo que catapultó a Pau

La Copa del Rey, que arranca hoy en Vitoria, fue el escenario donde la NBA descubrió al 'laker' Gasol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un tiempo copado por las hazañas de Pau Gasol, la Copa del Rey reclama su protagonismo desde Vitoria. Aquí, en casa del Tau, se han citado los ocho mejores equipos de la ACB para protagonizar el acontecimiento deportivo más exitoso de cuantos se organizan en España, el único capaz de invadir el territorio de gloria reservado al fútbol y competir con el glamour que el mayor de los Gasol irradia desde Hollywood.

Nadie mejor que el pívot de los Lakers para glosar las virtudes de la Copa, el torneo desde el que se catapultó hacia ese cielo que ahora acaricia con los dedos. Sucedió en Málaga, hace siete años, cuando el ex jugador de los Grizzlies era simplemente uno más entre los que entonces integraban la plantilla del Barcelona. A su lado, brillaban con luz propia Navarro, Saras o Karsinovas, estrellas de un equipo que se acabó llevando el título en una espectacular final contra el Madrid gracias a la actuación de un muchacho imberbe y espigado, hasta entonces tachado de indolente.

Expuesto en el escenario idóneo, sometido al examen de los ojeadores de la NBA, Gasol se despojó de su indolencia de un plumazo: con su actuación, doblegó al Madrid, acaparó el trofeo de mejor jugador de la final (MVP) y condujo al Barça a un título que se le resistía desde hacía seis años.

Es una de las muchas virtudes que encierra este torneo, punto neurálgico del baloncesto europeo. En cuatro días y sin margen de error, algunos de los mejores equipos del continente se juegan buena parte de la temporada. La del Barça, el curso pasado, habría sido más que mediocre de no haber logrado su 19ª Copa, de nuevo en Málaga. A sucederle en el palmarés aspiran ahora Real Madrid, Tau, DKV Joventut, Unicaja, Pamesa, Akasvayu Girona y Iurbentia Bilbao, que se estrena en la competición hoy, ante el vigente campeón.

Once campeones

Los bilbaínos se han ganado el derecho a disputar un torneo que, desde que cambió de formato en 1983, ha tenido 11 campeones distintos y ha visto brillar a algunos de los mejores jugadores del continente. Scola, Garbajosa o Rudy Fernández también conquistaron un MVP al que ahora opositan Ricky Rubio, Marc Gasol, Felipe Reyes o el propio Rudy, candidato, junto a Trias y a Prigioni, a truncar un dato estadístico: en las 18 últimas ediciones, este premio nunca ha repetido ganador. Los jugadores nacionales están llamados a protagonizar una edición que, paradójicamente, señala como favorito al Tau, el equipo que más extranjeros acumula.