Público
Público

Tres estilos distintos antes de octavos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un menú variado se encontrará España en su intento de alcanzar los octavos de final desde la mejor posición posible. Su superioridad parece evidente frente a Suiza, Honduras y Chile antes de comenzar los partidos decisivos. Los tres rivales presentan estilos muy distintos. Una variedad que obligará a España a abrir su abanico en busca del mejor planteamiento ante cada adversario.

Suiza comienza a ser un clásico de las grandes citas de selecciones. El país neutral ha optado por la escuela alemana para hacerse un hueco entre las mejores del mundo. Hay poco brillo en la selección de Otmar Hitzfield, pero mucho rigor y disciplina. Es el arma para los equipos de poco talento. Su papel debe ser pelear por el segundo puesto junto a Chile. El técnico alemán ostenta un palmarés excelso a nivel de club y afronta su primera experiencia como jefe de un combinado nacional.

No son equipos de individualidades, su fuerza está en el conjunto

Todo parte de su rigor defensivo. A partir de ahí es como construye su juego. Senderos ha perdido peso como líder en el equipo respecto a competiciones anteriores. Frei parece la referencia ofensiva más importante de los helvéticos. El delantero del Basilea es el máximo goleador en la historia de su selección. Junto a él, N'Kufo será otra de las principales armas de Hitzfield frente a la puerta contraria.

Honduras tenía una deuda pendiente con los Mundiales desde la España de Naranjito. Han pasado 28 años desde su estreno en la cita de 1982 y nuevamente vuelve a encontrarse con España en la fase de grupos. Entonces empataron a uno. El equipo de Reinaldo Rueda cuenta como mayor virtud con la fortaleza física. El fútbol de choque y de contacto es el que mejor se acomoda a su estilo. Es un equipo de llegadas explosivas al que no le importa ceder el control del encuentro a su rival. Su principal estilete es el delantero David Suazo, aunque su currículum está plagado de lesiones.

'Nadie estimula condiciones que no existen ni nadie crea potencialidades que el ser humano no tiene'. Marcelo Bielsa, con su acostumbrado buen uso del lenguaje, restaba así importancia a su aportación a la selección de Chile. El seleccionador ha conseguido llevar al combinado andino a una cita mundialista después de 12 años de ausencia.

Su marcadísimo estilo de juego ha empapado a sus futbolistas. Sin demasiados sobresaltos, consiguió la clasificación para Suráfrica en la dura competencia suramericana. Bielsa ha sufrido mucho para construir su lista de 23 jugadores. Los principales valuartes llegan a la cita con el tiempo justo debido a lesiones. Claudio Bravo, Marco Estrada, el Chupete Suazo y Esteban Paredes han tenido en vilo a los seguidores hasta última hora. El delantero del Zaragoza arrastra problemas físicos desde el mes de abril por lo que llegará muy justo a los primeros partidos.