Público
Público

Tres gorras y una ausencia

La UEFA premia a los centenarios Zubizarreta, Casillas y Xavi, pero no puede honrar a Raúl, que se quedó en Alemania. Organizadores y homenajeados pasaron de puntillas sobre el plantón de última hora del exmadridista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mañana amaneció gris en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid). La alegoría de un acto cuya pretendida brillantez se vio oscurecida desde la víspera por la anunciada ausencia de Raúl, el protagonista más esperado. La excusa oficial del Schalke adujo una doble sesión de entrenamiento para preparar un amistoso. Así que el exmadridista no pisó el Salón Luis Aragonés, ni vio a Del Bosque, ni saludó a Casillas, ni recibió la gorra que portan todos los futbolistas europeos que han vestido cien veces la camiseta de sus respectivas selecciones. 'Raúl había asegurado que le hacía mucha ilusión estar para recibir la gorra pero la Federación recibió una carta del Schalke y otra de Raúl disculpando su ausencia', comentó de pasada el presentador.

Sirvió la ausencia del 7 para que el foco se centrase más en el principal protagonista del acto: Xavi. El centrocampista de Terrassa acumula 105 internacionalidades. Sólo él, Zubizarreta (126), Raúl (102) y Casillas (125) son centenarios. Esa cifra conlleva ciertos honores, como la imposición de la medalla de la Federación. La entrega corrió a cargo de Del Bosque y Aragonés, sus dos últimos seleccionadores. 'Representa lo que es el futbolista actual', dijo el actual técnico. 'Es una persona de bien, tiene muchas virtudes que demuestra cuando juega y cuando no', asintió Aragonés. El jugador se tomó las loas con humildad: 'No imaginaba todo esto. Uno quiere ganarse la vida como profesional, pero conseguir tantas cosas y disfrutar de este deporte que tanto amo me hace un privilegiado. Lo más importante es el cariño de la gente'.

También la UEFA entrega una distinción por haber llegado a la centena de internacionalidades. El objeto, que se le entregó tanto a él como a Casillas y a Zubizarreta es una gorra con raíces históricas. La federación inglesa acostumbraba a regalar a los jugadores una gorra con la fecha de cada partido disputado con la selección. De hecho, allí cada internacionalidad se denomina cap (gorra en inglés). Platini, presidente de la UEFA, decidió emular esta condecoración con forma de gorra. Angel María Villar, presidente de la Federación, desveló que hubo un tiempo que en España también se repartieron gorras a los debutantes en La Roja. A él se la entregó Kubala, entonces seleccionador, en 1973 en Estambul.

Para la entrega de se recurrió a históricos directivos de la selección, los expresidentes Roca y Pérez Payá y el exvicepresidente Padrón. 'Agradezco a la UEFA el recuerdo, pero espero que no haya que ponérsela', bromeó Zubizarreta cuando la recogió. Él es, al menos hoy, el español que más ha lucido La Roja. En 126 ocasiones se la enfundó, una cifra que Casillas alcanzará la próxima vez que defienda la portería de la selección, presumiblemente mañana en Wembley. 'Que Iker bata el récord dice que la vida sigue y pasa. Es una noticia excelente y Xavi, como muchos de esta generación, puede llegar también', comentó el guardameta que quiso acordarse de otros como Iribar, Arkonada, Camacho o Hierro que, en su opinión, también merecen esa distinción.

Casillas recogió el guante de su predecesor en la portería. 'Todavía no se ha conseguido la cifra de Andoni. Está cerca. Estoy impaciente y con ganas de que pueda llegar', decía el madridista que se atrevió a dar el secreto de tanto éxito con La Roja: 'Desde que debuté he venido a la selección como si fuese siempre la última vez'.

Tras el vacío de Raúl volvió a aparecer Xavi en escena. El mediocampista vive agradecido por lo que le ha dado la selección. 'Cuando te lo pasas bien con algo no te das cuenta del paso de los años, sigo disfrutando y aún estoy pendiente de cada lista del seleccionador', comentó.

La mañana dio para mucho más. Antes de la imposición de las gorras, la Federación mostró por primera vez cinco lienzos que ha pintado el artista Andrés Sánchez García y que representan los cinco goles más significativos de la historia de la selección. Son los tantos de Zarra (Mundial 1950), Marcelino (Eurocopa 1964), Kiko (Juegos Olímpicos 1992), Torres (Eurocopa 2008) e Iniesta (Mundial 2010). Unas pinturas hiper-realistas que formarán parte del museo de la selección.

Iniesta, autor del último y más importante gol de los retratados, descubrió la obra que muestra su proeza en Suráfrica: 'Lo bonito es lo que representa, el momento mágico y afortunado de vivir algo tan increíble en mi persona. El cuadro es espectacular, me gusta mucho'.