Público
Público

Dos trituradoras a punto de clásico

A una semana del gran duelo del Camp Nou, Barça y Madrid baten récords. Messi y Cristiano lideran las propuestas de uno y otro. Nadie ataca y defiende mejor que azulgranas y blancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A una semana del clásico, Cristiano lleva 14 goles; Messi, 13; Casillas es el portero menos goleado (6), secundado por Valdés (8). Los cuatro futbolista reflejan ese dominio incontestable de punta a punta que ejercen ambos equipos en el campeonato. Son dos máquinas bien engrasadas que a medida que ha ido avanzando el campeonato han incrementado la diferencia con el resto en puntos, en fútbol y en contundencia. Nadie defiende y nadie ataca mejor que los dos gigantes de la Liga. Casillas hace una parada cada 49 minutos y Valdés, cada 35. En toda su historia, sólo en dos ocasiones los blancos habían llegado a la jornada 13 con media docena de goles encajados. Tampoco nadie remata más que los dominadores del campeonato: 232 el Madrid por 205 el Barça.

El Madrid llegará al Camp Nou como el mejor equipo de la historia de la Liga en la jornada 12 con 32 puntos. Aún no conoce la derrota. El Barçasaltará con su mejor arranque de siempre fuera de casa. Y con los ocho goles al Almería, ha alcanzado al Madrid como equipo más goleador del curso (33). Con un calendario más exigente, el equipo de Guardiola se ha recompuesto del inesperado empate con el Mallorca y de la sorprendente derrota ante el Hércules. Sin esos dos tropiezos en el Camp Nou, el Barça contaría todos sus partidos por victorias. Estaría firmando la Liga perfecta.

Los estilos de ambos están bien afilados como se vio ante Almería y Athletic

Aquellos traspiés iniciales del campeón hicieron pensar por un momento que esta vez no habría Liga escocesa. A estas alturas, con Espanyol y Villarreal como alternativas poco creíbles, la Liga vuelve a ser cosa de dos. En esa tesitura, igual que en Escocia los duelos directos entre Rangers y Celtic suelen decidir los títulos, la sensación de que media Liga se ventilará en el Camp Nou cobra mucha fuerza. Ya la temporada pasada, la diferencia se estableció por los resultados que se dieron en Barcelona y Madrid.

Ambos equipos se presentarán el próximo lunes con sus respectivos estilos bien afilados y definidos. Los partidos ante Almería y Athletic plasmaron a la perfección las diferentes propuestas de uno y otro. El Barça hizo un ejercicio de fútbol-champaigne, jugado al pie, saturado de toques que culminó Messi tres veces. El Madrid respondió con un fútbol vertiginoso, sin tanta retórica, pero con la belleza de los contragolpes de libro. Cristiano, como el argentino, hizo tres goles. Ellos dos también representan cada uno de los estilos. Messi se asocia, Cristiano va en línea recta a la portería tanto si conduce como si pisa área llegando desde atrás. El combate que mantienen en lo alto de la tabla de goleadores ocupará un espacio considerable en el Camp Nou.

El estilo, en el caso del Bar-ça, no suponía problema alguno. En el Madrid, sí, pero Mourinho ha conquistado al plantel con una celeridad pasmosa. El técnico portugués ha plasmado gran parte de su libreto antes de que se cumple el primer tercio de competición. Tanto que en el vestuario han convertido las directrices de su entrenador en un auto de fe para acudir al Camp Nou mirándole a los ojos al Barça, sin preocuparse por su fútbol ni las comparaciones. Incluso alguno piensa que 'si se jugase en el Bernabéu, ganaríamos seguro'. 'Estamos preparados para ir al Camp Nou. El equipo es fuerte y tiene capacidad de mejora. Además, es muy, muy competitivo', analizó Valdano tras la goleada al Athletic.

El 29-N se verán las caras los equipos más goleadores y menos goleados

'Con sacrificio, se puede ganar', dice Di María. 'Tendremos que darlo todo, pero es lo que estamos acostumbrados a hacer en cada partido. No nos vamos a relajar', prosigue el extremo argentino, que se presentará en Barcelona como una de las armas más fiables de un equipo que necesita reafirmarse en la gran cita del 29 de noviembre. El Camp Nou dará la verdadera medida de este Madrid de Mourinho.

Las palabras de Di María también delatan esa diferencia estilística. El Madrid aparenta un desgaste brutal en cada partido. Transmite la sensación de que, sin esa enorme capacidad física que despliega para el robo de balón su potencial como conjunto, se resiente. De hecho, cuando la presión no ha sido intensa, ha sido cuando su fútbol ha generado más dudas (Anoeta y Ciutat de Valencia). Cuando esa presión ha sido eficaz y continua, el Madrid ha transmitido la sensación de ser un equipo demoledor, con una ambición por aplastar y asolar a sus rivales que emanan del carácter de su entrenador. En cambio, en el fútbol y en las reflexiones de Iniesta aparece ese Barça más natural, que disimula sus esfuerzos con la cadencia de sus toques hasta que acelera en los últimos metros: 'Nosotros estamos jugando bien, esperamos llegar así al clásico'

La salud del Barça es total. Si no sucede nada el miércoles ante el Panathinaikos, Guardiola podrá contar con todos sus futbolistas. En el Madrid, además de los habituales de la enfermería (Gago y Kaká), Higuaín y Khedira no viajan hoy a Amsterdam. Mourinho ha preferido reservarlos para el gran clásico. Esta vez, la Liga de Campeones se ha convertido en un trámite ante la descomunal batalla del Camp Nou.

DISPLAY CONNECTORS, SL.