Público
Público

Uche gana a su equipo

El nigeriano estrenó el casillero goleador de su nuevo equipo en primera 35 años después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dignidad, no incluir la cláusula de la vergüenza en la cesión de Uche al Granada, castigó al Villarreal. El nigeriano estrenó el casillero goleador de su nuevo equipo en primera 35 años después. Cumplió así a la perfección el guión trazado por Fabri para luchar por la permanencia: defensa y contragolpe. No tiene muchas más armas que Uche y Geijo. Los demás cumplen un papel menor.

El Villarreal nunca mandó. Ni siquiera de penalti marcó Rossi, contagiado del tono gris de su equipo y desaparecido durante gran parte del encuentro. Garrido, que se dejó llevar por otro centro del campo defensivo, tardó mucho en mover el banquillo. Sólo lanzó a los suyos sobre el área rival cuando el marcador era adverso y la remontada se complicaba.

Al Villarreal se le ha olvidado aquel fútbol virtuoso que le situó entre los grandes. Dos derrotas en tres partidos, un punto en tres jornadas... Pareció de la misma liga que el Granada, lejos de aquel conjunto ofensivo que echa ahora en falta a Cazorla. Su trazado es demasiado plano, ausente de las variables ofensivas que antaño le daban triunfos. Le toca cambiar bastante.