Público
Público

El United abre brecha

Un gol en el descuento de Chicharito amplía la ventaja del líder de la Premier en el Boxing Day. El City cayó ante el Sunderland. Mata da la victoria al Chelsea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Manchester United ha dado un golpe a la Premier en el mítico Boxing Day, correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga inglesa, tras remontar su partido (4-3) ante el Newcastle y aprovechar además el pinchazo (1-0) del City en casa del Sunderland. Por su parte, el español Juan Mata dio la victoria (0-1) al Chelsea en la complicada cancha del Norwich.

El conjunto de Ferguson sufrió para llevarse la victoria en Old Trafford en uno de los días más tradicionales para acudir a los estadios, festividad británica por excelencia que se celebra el día después de la Navidad. El rival del Real Madrid en los octavos de final de la Champions logró el triunfo gracias a un tanto del mexicano 'Chicharito' Hernández en el minuto 90 y, ayudado por el pinchazo del City ante el Sunderland, amplió su renta como líder de la Premier League hasta los siete puntos.

El United se vio por detrás en el marcador hasta en tres ocasiones. Primero Perch adelantó al Newcastle con un tempranero gol en el minuto cuatro. Evans empató para los locales, pero poco después anotó en su portería para poner por delante de nuevo a los visitantes (1-2). El partido, con ocasiones en ambos bandos, seguía muy abierto, aunque el resto de goles quedó para la segunda mitad.

Evra empató el partido de nuevo para el United (2-2), pero Cisse puso una vez más por delante a las urracas. A partir de ahí, el asedio de los locales hacía prever la remontada y así fue. Van Persie puso el 3-3 en el minuto 71, y el mexicano 'Chicharito' Hernández, experto en los últimos minutos, dio la victoria a los suyos pasado ya el 90.

La victoria supuso además un golpe en la mesa, ya que su vecino y máximo rival en la tabla, el Manchester City, cayó en su visita al Sunderland. Los de Mancini jugaron un pobre partido en el que un tanto de Adam Johnson, citizen hasta este verano, en la segunda mitad dio la victoria a los locales. Los 'sky blues' apelaron a la victoria en los últimos instantes como la pasada semana ante el Reading, pero finalmente se confirmó el desastre navideño.

Tras el partido, Mancini criticó al árbitro de la contienda por no pitar una falta a Pablo Zabaleta previa al gol del Sunderland. 'Quizá el árbitro comió demasiado estas Navidades. Hay que preguntar al árbitro por qué no pitó esa falta, yo vi una falta clara y es imposible que ni el árbitro ni el asistente no hayan podido verla. Quizá el año que viene no vengamos y nos ahorramos el dinero', señaló el italiano.

Por su parte, el Chelsea sigue con su acoplamiento al estilo de juego que busca Rafa Benítez y sumó un nuevo triunfo (0-1) en su visita al Norwich. El español Mata hizo el único y gran gol de la tarde en el minuto 38. A partir de ahí, los 'blues' supieron guardar su tesoro, que les deja a cuatro puntos del segundo y con un partido menos por la disputa del Mundialito.

Además, el Everton, uno de los equipos que pelea por entrar en los puestos europeos, sumó la séptima jornada sin conocer la derrota, aprovechando también que el Arsenal-West Ham United no se disputó por una huelga de metro. El Everton superó (2-1) al Wigan de Roberto Martínez, que suma cinco derrotas en las últimas seis jornadas, y se queda empatado con el Tottenham Hotspur y el West Brom a 33 puntos.

El Tottenham, cuarto en la clasificación, endosó una nueva goleada a los 'villanos' (4-0) después de que estos recibiesen ocho goles del Chelsea la pasada jornada. El conjunto visitante pasó por encima al local en la segunda mitad, aunque ya en la primera cocinaron la goleada. Defoe y un 'hat-trick' de Bale cerraron una importante goleada para aspirar a la Liga de Campeones.

Quien ve alejarse a 8 puntos los puestos que dan acceso a competiciones europeas es el Liverpool, que cerró el Boxing Day con una derrota (3-1) ante el Stoke City. El Britannia fue testigo de un gran partido de los suyos, capaces de intimidar a los de Brendan Rodgers pese a que los visitantes se adelantaron en el minuto 2 por un penalti sobre Luis Suárez convertido por Gerrard.

Y es que, el Stoke no se lamentó ni un instante y apenas unos minutos después Walters puso el 1-1. El juego vertical y la presión sobre la salida de balón en el Liverpool puso el partido de cara para los locales, que poco a poco fueron haciendo desaparecer a su rival salvo por las intenciones de Suárez. Antes, en el doce, Kenwyne Jones confirmó la remontada. Tras el descanso, el Liverpool trató de volver a meterse en el partido pero Walters ponía el 3-1 en el minuto 49.